•   TEHERÁN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Irán comenzó hoy a cargar combustible en el reactor de la central nuclear de Bushehr, al sur del país, afirmando al mismo tiempo que la fecha y el orden del día de las negociaciones nucleares con las grandes potencias queda aun por definir.

Se trata de la fase inicial de carga del combustible de la central nuclear de Bushehr, la primera de Irán construida por Rusia, a pesar de las presiones de Estados Unidos e Israel que evocan los riesgos de proliferación nuclear y acusan a Teherán de buscar dotarse del arma nuclear.

"Esperamos enviar la electricidad de la central nuclear de Bushehr a la red nacional dentro de tres meses", en enero, es decir con dos meses de atraso en el programa inicial, afirmó en rueda de prensa transmitida por la televisión de Estado el jefe de la Organización Iraní de Energía Atómica, Ali Akbar Salehi.

La central, de una potencia de 1.000 megavatios, permanecerá durante varios años bajo el control conjunto de técnicos rusos e iraníes. Las autoridades atribuyeron el atraso a diversos factores: condiciones meteorológicas desfavorables, una "pequeña fuga" cerca del reactor, o verificaciones de seguridad para esta operación.

La construcción de Bushehr, iniciada por Alemania en 1975 y luego interrumpida por la revolución islámica de 1979 y la guerra Irán-Irak (1980-1988), fue reanudada por Rusia en 1995 tras el rechazo de las potencias occidentales de relanzar las obras.

Pendiente negociación con el grupo de los Seis
Irán, sancionado por la ONU por su rechazo a suspender sus actividades nucleares sensibles como el enriquecimiento de uranio, afirmó al mismo tiempo que el contenido, la fecha y el lugar para nuevas negociaciones con el grupo de los Seis (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania) aun deben ser finalizados. "Las discusiones continúan sobre una fecha, el lugar y el contenido de las negociaciones y la otra parte debe dar pruebas de mayor flexibilidad para lograr un acuerdo", declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Ramin Mehmanparast.

Esta es la primera respuesta pública oficial iraní a la propuesta de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, intermediaria de las grandes potencias sobre el tema nuclear, que apuró a Teherán para que respondiera rápidamente a su propuesta para reanudar las negociaciones. Ashton había propuesto el 14 de octubre reanudar las negociaciones, interrumpidas desde hace un año, del 15 al 18 de noviembre en Viena.

"Confiamos que a través de los intercambios entre las dos partes podamos alcanzar un acuerdo sobre la fecha, el lugar y, más importante, el orden del día de las negociaciones", sostuvo el jefe de la diplomacia iraní Manushehr Mottaki, citado por la televisión iraní Press-TV.

Irán recibió de manera positiva la propuesta de Ashton, aunque subrayó su intención de ampliar el orden del día de las negociaciones, para evocar el papel de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) a la que acusa de tener una actitud políticamente sesgada.