•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Dos paquetes sospechosos enviados de Yemen a Chicago fueron interceptados en Gran Bretaña y Dubai, y el presidente Barack Obama afirmó hoy que "aparentemente contienen material explosivo" y constituyen "una amenaza terrorista creíble". Los paquetes estaban dirigidos a instituciones judías en Estados Unidos.

El descubrimiento de los paquetes en aviones de carga en tránsito desde Yemen hacia Estados Unidos -uno en Dubai y otro en Gran Bretaña- generaron un alerta internacional de seguridad. Obama inmediatamente ordenó que en los aeropuertos internacionales de Filadelfia y Newark se aislara a los aviones cargo por temor a que pudieran transportar otros paquetes sospechosos. "Quiero informar al pueblo estadounidense sobre una amenaza terrorista en el país", señaló Obama.

Agentes de inteligencia "identificaron dos paquetes sospechosos" enviados a "dos lugares de culto judío en Chicago", agregó, explicando que fueron interceptados en Dubai y Gran Bretaña. "Un examen inicial de estos paquetes determinó que aparentemente contienen material explosivo", afirmó Obama.

FBI descarta carga explosiva
Sin embargo, poco antes de que hablara Obama, el FBI había afirmado que los investigadores no encontraron explosivos en los dos paquetes sospechosos interceptados en los aviones de carga en tránsito hacia Estados Unidos. "No han habido amenazas hechas o recibidas indicando que alguien o algún lugar de Chicago esté en riesgo", dijo la portavoz de la oficina local del FBI, Ross Rice. "Los dos paquetes sospechosos no contenían explosivos", agregó.

El contenido del paquete interceptado en Gran Bretaña consiste en un circuito electrónico fijado con gruesos tornillos sobre una caja metálica, y parece de fabricación bastante artesanal, según imágenes de CNN.

El presidente aseguró haber "ordenado que todas las fuerzas de policía e inteligencia se movilicen para proteger a la población de un atentado". Estas medidas condujeron a revisar dos aviones cargo de la compañía UPS en Filadelfia y Newark, cerca de Nueva York, precisó.

Sigue lucha por destruir a Al Qaida
"Seguimos reforzando nuestra cooperación con el gobierno yemenita a efectos de desarticular nuevos atentados y destruir la rama de Al Qaida", prometió Obama. "Sabemos que Al Qaida en la Península Arábica, el grupo terrorista basado en Yemen, sigue planeando ataques contra nuestro país, nuestros ciudadanos y nuestro amigos y aliados", declaró.

Estados Unidos está determinado a "destruir" a Al Qaida en Yemen, aseguró, afirmando que su consejero en antiterrorismo, John Brennan, habló con el presidente yemenita. Mientras, el gobierno británico anunció "estudiar urgentemente medidas de seguridad" para todos los aviones de carga procedentes de Yemen, después del hallazgo de un paquete sospechoso en un avión que viajaba de Yemen a Estados Unidos, durante una escala en un aeropuerto británico. "Estudiamos de urgencia las medidas de seguridad que deben ser tomadas en lo que se refiere a los aviones de carga procedentes de Yemen", señaló en un comunicado la ministra del Interior, Theresa May.

Por otro lado, un avión de pasajeros procedente de Dubai que aterrizó en el aeropuerto Kennedy de Nueva York fue escoltado por dos cazas norteamericanos F-15 como medida de precaución, anunció la aviación militar. El hecho ocurre a cuatro días de las elecciones legislativas de medio mandato en Estados Unidos, en las que el partido Demócrata de Obama parece correr con desventaja ante los republicanos.