•   BRASILIA / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Unos 135 millones de brasileños están convocados a las urnas hoy domingo, para elegir al sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva, en una segunda vuelta electoral que según los sondeos tiene a la oficialista Dilma Rousseff como franca favorita sobre su rival José Serra.

Vencedora del primer turno el 3 de octubre, la ex jefa de Gabinete ministerial de Lula encabeza todas las encuestas de intención de voto con una ventaja de entre 10 y 15 puntos porcentuales sobre el opositor socialdemócrata Serra.

Un sondeo del Instituto Sensus divulgado ayer sábado, atribuyó a Rousseff una ventaja de 14,4 puntos porcentuales sobre Serra, en consonancia con encuestas realizadas en la última semana.

“Todo indica que la candidata Rousseff deberá ser electa presidenta. Existe una convergencia de números en los institutos de sondeos y además hubo una consolidación de votos, y eso redujo el número de indecisos”, dijo a la AFP el politólogo Guilherme Carvalhido, de la carioca Universidad Veiga de Almeida.

Rousseff cerró su campaña para el balotaje, con una manifestación en un barrio popular de Belo Horizonte (capital de Minas Gerais, sudeste), el segundo mayor colegio electoral del país y precisamente donde comenzó sus actividades políticas en su juventud, resistiendo a la dictadura militar.

“Voy a trabajar por un Brasil unido, voy a trabajar por todos los brasileños sin excepción”, dijo la aspirante en un improvisado discurso.

Serra cierra también en Belo Horizonte

Por su parte, Serra también cerró su campaña en Belo Horizonte, pero en otra parte de la ciudad, y después de una caminata por un barrio céntrico relativizó los avances sociales y económicos que se adjudica el actual gobierno.

“No fueron obra de un hombre, un partido o un solo gobierno”, dijo, aludiendo al gobierno encabezado por Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) que integró.

En el primer turno de las elecciones, Rousseff y Serra fueron superados en Belo Horizonte por la ambientalista Marina Silva, quien terminó en el tercer lugar a nivel nacional y forzó la realización del balotaje.

Para Carvalhido, los institutos de sondeos coinciden en que la tendencia en favor de Rousseff parece consolidada, tanto al analizar las diferentes regiones del país como en un estudio por sectores de la sociedad.

“Pienso que el único factor sorpresivo en esta elección puede surgir del número de la abstención. Ese número fue de 18% en el primer turno y arriesgo a decir que en esta segunda vuelta podría llegar a 25% o incluso más”, dijo el analista.

El caudal de casi 20% de votos que Marina Silva consiguió en el primer turno no parece capaz de modificar la tendencia.

“Estudios indican que de ese total de votos de Marina, aproximadamente un 20% irá para Rousseff, un 40% para Serra y un 40% será nulo. Entonces, no creo que pueda cambiar el rumbo de la tendencia general”, añadió Carvalhido.

Rousseff y Serra participaron la noche del viernes del último debate por televisión, respondiendo a preguntas de electores indecisos sobre diversos temas, lo que impidió que se repitiera el áspero intercambio de acusaciones que marcó los últimos encuentros entre ambos.

Pero además del sucesor del carismático Lula, los brasileños deberán votar en segunda vuelta en las elecciones para gobernador en ocho estados y en el Distrito Federal.

Los tres principales centros políticos del país, los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Minas Gerais, ya liquidaron la factura en la primera vuelta, con la elección de Gerardo Alckmin, Antonio Anastasia y Sergio Cabral, respectivamente.

De esa forma, habrá elecciones para gobernadores en los estados de Alagoas, Pernambuco, Piauí, Goiás, Pará, Amapá, Roraima y Rondonia, además del Distrito Federal, donde está situada Brasilia, la capital del país.

Como Brasil utiliza en todo el país un dispositivo electrónico de voto llamado urna electrónica, se prevé que el Tribunal Superior Electoral (TSE) estará en condiciones de anunciar el resultado de las elecciones presidenciales antes de la medianoche del domingo.

La apertura de urnas está prevista a las 10H00 GMT del domingo.