elnuevodiario.com.ni
  •   SANÁ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La yemení detenida ayer como sospechosa del envío de paquetes bomba atribuidos a Al Qaida fue liberada, con la condición de presentarse ante las autoridades cuando éstas lo requieran, informaron hoy su padre y un responsable yemení.

"Mi hija fue liberada, así como su madre, que también había sido arrestada. Ella es inocente", afirmó Mohamad al Samaui, padre de Hanan al Samaui, de 22 años.

Un responsable yemení había declarado poco antes que la joven estudiante de ingeniería informática había sido liberada con la condición de presentarse ante las autoridades cuando éstas se lo solicitaran.

Saná había anunciado ayer la detención de la joven cuyo número de teléfono aparecía en los formularios de envío de los paquetes bomba dirigidos a sitios de culto judío en Chicago (Estados Unidos).

Esos dos paquetes provenientes de Yemen fueron interceptados el viernes en los aeropuertos de Dubái y de East Midlands, en el centro de Inglaterra.

Un solo paquete fue enviado por una mujer que "usurpó la identidad" de Hanan al Samaui y anotó el número de teléfono de la estudiante en el formulario de envío, precisó un responsable de los servicios de seguridad yemeníes. El segundo paquete fue enviado por un hombre, agregó.

Más de medio millar de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Saná se manifestaron este domingo para reclamar la libertad de su compañera de estudios.

Una organización yemení de defensa de los derechos humanos puso en duda la culpabilidad de la mujer. "Hay más de un interrogante en este caso", expresó Abdel Rahmán Barman, de la organización Hood. "Sabemos bien que Al Qaida no deja nunca rastros. Es imposible que esa joven haya ido a las oficinas de las dos compañías y que haya puesto su nombre y su número de teléfono en los paquetes", argumentó.