•  |
  •  |
  • END

Obama apoya a Calderón tras muerte de jefe de cártel del Golfo
Washington / EFE
El presidente de EU., Barack Obama, llamó ayer por teléfono a su homólogo mexicano, Felipe Calderón, para “reafirmar su apoyo” a los esfuerzos de este país para combatir el crimen organizado tras el tiroteo en el que murió el máximo capo del cártel de las drogas del Golfo.

Obama telefoneó a Calderón horas después de que una patrulla de infantes de la Armada de México acabara con la vida de Ezequiel Cárdenas Guillén, conocido como “Tony Tormenta”, según informó ayer la Casa Blanca en un comunicado.

El presidente estadounidense hizo llegar a Calderón sus condolencias “por la muerte de los agentes mexicanos que participaron en la operación”, que tuvo lugar en la norteña ciudad de Matamoros, y por la del periodista de esa localidad Carlos Guajardo.

Obama reiteró además su compromiso de “profundizar en la colaboración entre Estados Unidos y México en materia de seguridad”.

Atentan contra juez que lleva casos de sublevación policial
Quito / EFE
Un grupo de desconocidos atentó contra la casa del juez Juan Pablo Hernández, quien trabaja en diferentes casos de la insurrección policial del pasado 30 de septiembre, entre ellos el del destituido director del Hospital policial César Carrión, informó ayer la prensa local.

Ayer por la tarde unos desconocidos quemaron el vehículo del juez y lo empotraron contra un muro al pie de la vivienda, un acto que no provocó heridos, porque en ese momento no había nadie en el domicilio, informaron diferentes periódicos del país.

El ministro de justicia ecuatoriano, José Serrano, dijo que no se descarta que esta acción tenga relación con los procesos judiciales que tiene a cargo Hernández por la revuelta policial del pasado 30 de septiembre, que el Ejecutivo ecuatoriano calificó como un intento de golpe de Estado.

“No se trató de un robo, sino de un atentado para intimidar a los jueces que llevan los casos críticos”, apuntó Serrano respecto de los hechos contra la vivienda del jurista.

Liberan en Venezuela a maestra colombiana secuestrada
Bogotá / EFE
La maestra colombiana Ana Judith Agudelo, secuestrada por presuntos rebeldes del ELN que la trasladaron a Venezuela, fue dejada en libertad en territorio del país vecino, informaron ayer autoridades regionales.

La mujer, de 55 años, regresó el viernes por la noche a su domicilio en Arauca, ciudad colombiana de la frontera nordeste con Venezuela, precisó a la prensa el gobernador del departamento homónimo, Luis Eduardo Ataya. El gobernador destacó que los rebeldes que habían secuestrado a la maestra se vieron obligados a ponerla en libertad por presión de las autoridades venezolanas.

Agudelo, quien es madre de la presidenta del Concejo de Arauca, Yerly Ramírez, había sido secuestrada el jueves por la mañana en una escuela pública de la zona rural de esta ciudad.