•   MAPUTO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva debe llegar este martes a Mozambique para visitar las instalaciones de una futura fábrica pública de producción de medicamentos antirretrovirales contra el Sida, la primera en su tipo en Africa.

El viaje de dos días a Maputo pondrá fin al capítulo africano de la presidencia de Lula, que el próximo 1 de enero entregará el poder a Dilma Rousseff. Lula eligió hacer una escala en esta ex colonia portuguesa en su viaje a la cumbre del G20 de Seúl, indicó el ministerio brasileño de Relaciones Exteriores.

La futura fábrica de antirretrovirales genéricos, que debe comenzar la producción en 2011, es "el resultado de una colaboración entre Brasil y Mozambique", indicó el portavoz del ministerio mozambiqueño de Salud, Leonardo Chavane.

Brasil financia con 20 millones de dólares
Brasil decidió financiar en 2008 con 20 millones de dólares parte del costo total de 26 millones del proyecto, lanzado en ocasión de la primera visita de Lula a Mozambique hace cinco años. La fábrica funcionará con tecnología brasileña y las materias primas destinadas a la fabricación de ocho tipos de antirretrovirales serán importadas de India.

El objetivo declarado de Brasil, pionero en la lucha contra la enfermedad, es el de ayudar a Africa a obtener antirretrovirales más baratos. Brasil se dotó de un acceso universal y gratuito a los antirretrovirales, una política radical adoptada en 1996 que hizo del país uno de los pioneros en la producción de antirretrovirales genéricos despertando agitados debates por la resistencia y la protección de las licencias de explotación. En total un 0,61% de los brasileños está infectado.

Se considara hoy a Brasil como un modelo para los países en desarrollo. Según la agencia del Banco Mundial a cargo de la lucha contra la pandemia, esta política salvó más de medio millón de vidas.

Mozambique uno de los más afectados por el Sida
Mozambique es uno de los países del mundo más afectados por el virus del sida con 2,5 millones de mozambiqueños, es decir 11,5% de la población portadores del HIV. Sólo 200.000 pacientes reciben antirretrovirales. "Los antirretrovirales utilizados en Mozambique son adquiridos en Europa, India o Estados Unidos, por lo que son muy caros debido a los costos de transporte", señaló el portavoz del ministerio de Salud. "La planta nos ayudará a aumentar el volumen de los medicamentos disponibles localmente haciendo bajar los costos", agregó.

Algunos grupos farmacéuticos privados abrieron pequeñas unidades de producción de antirretrovirales en el continente pero la planta mozambiqueña será la primera de carácter público que funcionará a gran escala. Según el portavoz, la planta comenzará la producción en 2011, tras recibir la semana pasada sus primeros equipamientos.

Tras visitar el sitio, el presidente brasileño debe pronunciar un discurso en la universidad de formación de profesores de Maputo. Estará acompañado por el jefe de la diplomacia brasileña, Celso Amorim, así como por los ministros de Salud, José Gomes Temporao, y de Educación, Fernando Haddad.