•   PUERTO PRÍNCIPE / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El paso del huracán Tomás el fin de semana agravó la situación sanitaria en Haití. El meteoro dejó 20 muertos en un país devastado por una epidemia de cólera que hace estragos entre los más de 1 millón 300 mil haitianos que perdieron sus hogares debido al sismo de enero.

En su reporte de ayer lunes, el Ministerio de Salud dio cuenta de 544 muertes por el cólera y más de 8,000 hospitalizaciones en todo el país, y teme un agravamiento de los contagios, pues las lluvias provocaron inundaciones y crecidas de ríos, y el mal se transmite sobre todo por aguas contaminadas.

El balance del huracán Tomás aumentó a 20 muertos, 36 heridos y cerca de 6,000 familias damnificadas, indicó este lunes la Protección Civil haitiana, que en su anterior reporte daba cuenta de seis decesos.

La región más afectada fue el departamento de la Grand’Anse, en el sudoeste del país, con siete muertos y siete desaparecidos, según las autoridades haitianas de la Dirección de Protección Civil.

Unas 900 casas fueron destruidas y 5,000 dañadas en este departamento, que registra, asimismo, casi 6,000 familias damnificadas, agregó la agencia de socorro, precisando que fueron evacuadas 36,000 personas.

Varias zonas aisladas

Luego de cobrarse 14 vidas a su paso, el viernes, por la turística isla de Santa Lucía, en el Caribe, Tomás castigó durante el fin de semana a Haití, con lluvias torrenciales y vientos de hasta 130 km/h, que provocaron inundaciones y dejaron aisladas varias zonas del país, con el consiguiente riesgo de deslaves.

El lunes muchas carreteras seguían cortadas debido a las inundaciones y a los deslizamientos de tierra provocados por el paso de Tomás, que luego se disipó en el Atlántico.

“La evaluación de los daños prosigue”, dijo el lunes la directora de Protección Civil, Alta Jean-Baptiste. “Hay muchos daños, a nivel de rutas que están cortadas, y de plantaciones agrícolas que resultaron destruidas”, agregó.

En Puerto Príncipe, los haitianos estaban el fin de semana con el agua hasta los tobillos en algunos campos de desplazados, que crecieron tras el devastador terremoto que mató a 250,000 personas en enero y dejó a 1 millón 300 mil sin hogar.

Pero la peor parte se la llevó la ciudad de Leogane, que quedó completamente inundada, con hasta tres metros de agua acumulada en algunas zonas.

“Hay una situación de emergencia en Leogane, a 30 km al oeste de Puerto Príncipe, la ciudad más golpeada por el mal tiempo, totalmente inundada”, enfatizó la titular de Protección Civil.