•   ARGEL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El asalto de las fuerzas marroquíes a un campo de protesta en el Sáhara Occidental dejó 11 refugiados muertos, 723 heridos y 159 desaparecidos, anuncióel Frente Polisario, cuando Marruecos cifra en nueve los muertos, incluidos ocho de las fuerzas de seguridad.

Los enfrentamientos empezaron ayer cuando las fuerzas marroquíes asaltaron un campamentos en el que se alojaban miles de refugiados en las afueras de la ciudad de El Aaiún, capital de la antigua colonia española anexionada por Rabat en 1975. Los incidentes coinciden con el inicio en Nueva York de unas conversaciones de paz auspiciadas por Naciones Unidas entre el gobierno de Marruecos y el Frente Polisario.

"La heroica población de la ciudad de El Aaiún enterró a sus mártires, cuya cifra se eleva ahora a 11 personas", precisó el movimiento que lucha por la independencia del Sáhara Occidental, en un comunicado emitido en el vecino Argelia, país que acoge al Polisario. El número de heridos se eleva a 723 "aunque la lista no es exhaustiva" y los desaparecidos son 159, entre los cuales podría haber "muertos", añadió.

Saqueo en casas y tiendas
Las fuerzas marroquíes también "saquearon centenares de casas y tiendas, y destruyeron vehículos pertenecientes a saharauis", indicó el texto.

El campamento con 12.000 personas se levantó hace cuatro semanas en las afueras de Al Aaiún, la principal ciudad del Sáhara Occidental. Los vecinos de la zona manifestaron que fue totalmente desmantelado en el ataque. El Polisario señaló ayer que las fuerzas de seguridad marroquíes habían asaltado el campamento por tierra y aire, utilizando helicópteros.

Las autoridades marroquíes anunciaron por su parte la muerte de otras tres personas. "Tres elementos de las fuerzas de seguridad, heridos en la intervención del lunes (...) murieron a consecuencia de sus heridas", según la agencia marroquí MAP, que cita a fuentes hospitalarias. Estas muertes elevan a nueve el balance de víctimas mortales según Rabat, ocho de ellos miembros de las fuerzas de seguridad.

En París, el ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, calificó los enfrentamientos de "muy graves". "Hay un problema de urgencia porque en El Aaiún los enfrentamientos fueron muy violentos, los incidentes muy graves", afirmó ante la Asamblea Nacional francesa. "Ignoramos, tanto en el campamento de tiendas como en la ciudad, el número de heridos y muertos", señaló, y presentó sus condolencias a las familias de las víctimas.

En Nueva York, el portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky, aseguró que era "muy desafortunado que esta operación y los eventos que precedían y siguieron afectaron la atmósfera de las negociaciones en curso" y pidió contención a las partes implicadas.

El Frente Polisario, apoyado por Argelia, reclama la independencia del Sáhara Occidental a través de un referéndum de autodeterminación, mientras que Rabat propone en cambio una amplia autonomía bajo su soberanía y rechaza la independencia.