•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La secretaria de Estado Hillary Clinton está reunida con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu hoy en Nueva York, y previo al inicio prometió buscar un "camino para avanzar" en el estancado proceso de paz de Medio Oriente.

Antes del encuentro tanto Clinton como el presidente Barack Obama encabezaron duras críticas a los planes de Israel de construir 1.300 viviendas en la ocupada Jerusalén oriental, donde los palestinos anhelan instalar la capital de su futuro Estado.

El anuncio israelí determinó la inmediata acción del presidente palestino Mahmud Abas que convocó el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para debatir con carácter de urgente las construcciones de asentamientos israelíes, complicando una vez más el trabajo de negociación de Estados Unidos.

"El primer ministro y el presidente Abas, ambos, están seriamente comprometidos para la solución de dos estados y vamos a encontrar un camino para avanzar", indicó Clinton junto a Netanyahu antes del inició de la reunión. "Vamos a estar hablando de todo y me reservo los comentarios más allá de lo que ya dije sobre mis conversaciones con el primer ministro", agregó.

Netanyahu sostuvo que se tomaba en "serio" el progreso de las conversaciones de paz que llegaron a un punto muerto en septiembre poco después de su relanzamiento cuando la moratoria para construir asentamientos israelíes en Cisjordania llegó a su fin. "Estaremos conversando en cómo canalizar y continuar con este proceso para alcanzar un acuerdo histórico de paz y seguridad para nosotros y los palestinos", indicó Netanyahu. "También esperamos de ampliarlo a otros países árabes... nos lo tomamos muy en serio y queremos que salga adelante", agregó.

Previo a la reunión Netanyahu había considerado "exagerada" la reacción internacional en relación con los asentamientos israelíes. Desde su despacho comentó el martes que "no hay conexión entre el proceso de paz y las políticas de planificación y construcción en Jerusalén".

Las negociaciones israelo-palestinas están interrumpidas desde el 26 de septiembre pasado cuando expiró la moratoria israelí sobre la colonización. Los palestinos se niegan a seguir conversando con los israelíes hasta que se reponga la moratoria de construcción de asentamientos en territorios palestinos.

Obama ha hecho de la reanudación de las negociaciones israelo-palestinos uno de los puntos capitales de su política exterior y Clinton se resiste a perder la esperanza y aboga por seguir avanzando.