•   EL PASO, TEXAS / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La periodista mexicana Sandra Rodríguez, Premio Internacional de Periodismo del periódico español “El Mundo”, nunca pudo imaginar el horror que ha vivido y visto tan de cerca como reportera en Ciudad Juárez.

Rodríguez, de 36 años, recibirá el 22 de noviembre el reconocimiento por su labor periodística en una ciudad donde han sido asesinadas desde principios de 2008 más de 5,500 personas, entre ellas dos colegas de “El Diario de Juárez”.

“El papel del periodista en nuestra ciudad es hoy más necesario que nunca, y todos mis compañeros, o casi todos lo vemos así. Tanto, que en muchos sentidos nuestra labor es nuestra prioridad y es más importante que el miedo a ser yo misma el blanco de las balas”, dijo Rodríguez en una entrevista con EFE.

Rodríguez, quien ha trabajado en la unidad de investigación de “El Diario de Juárez” durante siete años, afirma que ha adoptado como una de sus tareas prioritarias el “humanizar” a las víctimas.

“No se trata de perros muriendo”, dice ofendida ante el discurso oficial que cataloga a los muertos como “malandros” por el hecho de morir a balazos.

Una de sus grandes satisfacciones fue la publicación a ocho columnas de una nota, en la que se revelaba que seis adolescentes asesinados junto a otras ocho personas en la colonia Horizontes del Sur, de Ciudad Juárez, el pasado 22 de octubre eran “matachines” (danzantes de la Virgen) y uno quería ser sacerdote y era coordinador de confirmaciones.