•   YOKOHAMA, Japón /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Los líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), abrieron ayer sábado en Yokohama una Cumbre centrada en la liberalización del comercio en la región y las disputas entre Estados Unidos y China que ya tensaron la cita de líderes del G20.

La Cumbre de la APEC, que representa 40,5% de la población del mundo, 54,2% del PIB (Producto Interior Bruto) planetario y 43,7% del comercio global, tiene lugar además en medio de problemas territoriales entre Japón y sus poderosos vecinos, China y Rusia.

En la cita participan el presidente de México, Felipe Calderón; Sebastián Piñera, Chile y el peruano Alan García. La Cumbre fue inaugurada por el primer ministro japonés Naoto Kan en la ciudad portuaria al sur de Tokio, y concluye hoy domingo.

Tras los ataques recibidos en la Cumbre del G20 de jueves y viernes en Seúl, Barack Obama efectuó el sábado una firme defensa de la política económica de su país, y dejó en claro que no piensa perder su liderazgo en la región: “Estados Unidos desempeña nuevamente un papel motor en Asia”, dijo.

Obama afirmó estar más confiado que nunca en lo que su país tiene para ofrecer al mundo, y señaló que la recuperación mundial “es particularmente importante para Estados Unidos, en tanto que mayor economía del planeta y motor del crecimiento global”.

Estados Unidos es objeto de duras críticas desde hace unos días tras la decisión de la Reserva Federal, el Banco Central estadounidense, de inyectar 600,000 millones de dólares en el circuito financiero, lo que debilitaría al dólar.

De su lado, Washington ejerce continuas presiones para que China permita apreciar su moneda, --el yuan--, cuya baja cotización da una ventaja injusta a los exportadores del gigante asiático, y es considerada como el origen de la “guerra de divisas” que tiene en vilo al mundo.

En ese sentido, y luego de encabezar los ataques contra Estados Unidos en el G-20 de Seúl, el presidente chino Hu Jintao estimó que no se debe pedir demasiado a los países emergentes para no frenar su crecimiento.

“La comunidad internacional debe incitar a los mercados emergentes de Asia y del Pacífico a asumir sus responsabilidades internacionales según sus capacidades, especificidades nacionales y niveles de desarrollo”, recalcó Hu.

Presente en Yokohama, el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, indicó que el principal problema entre Estados Unidos y China es que “cada uno piensa que el otro debe hacer más esfuerzos”, aunque también estimó que Washington quiso ir “demasiado rápido” en el G-20 con sus propuestas para corregir los desequilibrios comerciales.

Para la APEC la lucha a favor del libre comercio y contra el proteccionismo es una de las principales prioridades.

En ese marco, la atención se centra en iniciativas concretas de grupos de países, como el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), una pequeña zona de libre comercio limitada de momento a Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, y a la que Estados Unidos y Perú quieren sumarse.

Pero si el comercio y la economía son los ejes de la Cumbre, las actuales tensiones territoriales del país anfitrión con Rusia y China también ocupan un lugar importante, por sus implicancias geopolíticas.

Desde hace dos meses, Japón y China atraviesan una grave crisis diplomática por la cuestión de la soberanía sobre un grupo de islas no habitadas del mar de China oriental, que ambos países volvieron a reivindicar como propias el sábado.

En tanto, Kan protestó ante Medvedev por su visita a una de las cuatro islas Kuriles anexionadas por Rusia tras la II Guerra Mundial y reivindicadas por Japón.

En cuanto a los latinoamericanos, el presidente mexicano, Felipe Calderón continuó con su campaña internacional de cara a la próxima conferencia de la ONU de lucha contra el cambio climático en Cancún, en la que espera “resultados sin precedentes” aunque no un tratado vinculante, indicó.

De su lado, Sebastián Piñera firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Malasia, y anunció la apertura de negociaciones con el mismo objetivo con Tailandia.

Si bien, la APEC tiene una moratoria de ampliación hasta fines de año, el ministro colombiano de Comercio, Sergio Díaz-Granados defendió la aspiración de su país de convertirse en miembro del Foro y afirmó que llegó la “hora” de que esto se concrete.