•   JERUSALÉN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno israelí examinaba un nuevo cese de la colonización en Cisjordania, propuesto por Washington a cambio de una alianza de seguridad reforzada, pero los palestinos insisten en que la suspensión debe ser "global" e incluir Jerusalén Este.

De vuelta a Estados Unidos, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu presentó al consejo de ministros una iniciativa de Estados Unidos para reactivar las negociaciones de paz.

"Esta proposición aún no es definitiva. Está siendo formulada por nuestro equipo (de negociadores) y el de los estadounidenses", declaró Netanyahu al comenzar la reunión. "En cuanto estas proposiciones se completen, las presentaré a la instancia gubernamental apropiada, es decir al gabinete de seguridad", que cuenta con los 15 ministros más importantes, precisó el jefe de gobierno. "De todas maneras, insistiré para que toda proposición responda a las necesidades de seguridad del Estado de Israel", subrayó.

Según una fuente autorizada israelí, los estadounidenses pidieron a Israel un nuevo cese de 90 días en la colonización en Cisjordania -pero no en Jerusalén Este anexado- a cambio de una generosa serie de medidas de apoyo político y militar. La misma fuente indicó que Estados Unidos prometió también que, después de este nuevo cese, no reclamaría más moratorias adicionales.

Por otro lado, para retomar las negociaciones con Israel, los palestinos exigen una suspensión total de la colonización en Cisjordania y en Jerusalén Este, donde ellos quieren establecer la capital de su futuro Estado. El nuevo cese tiene que ser "global" e incluir Jerusalén Este, aseveró el portavoz del presidente palestino Mahmud Abas, Nabil Abu Rudeina.

Según expertos israelíes, el partido Likud (derecha) de Netanyahu, principal pilar de la coalición gubernamental, no tendría que oponerse a la propuesta estadounidense. Pero varios aliados del primer ministro, como el jefe de la diplomacia, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, y el ministro de Interior, Elie Yishai, jefe del partido religioso Shass, se oponen públicamente a otro cese de la colonización.

El consejo representativo de los 300.000 colonos de Cisjordania estimó que "la demanda para renovar el cese es una trampa en la que Israel no tienen que caer".

La congelación de la colonización afectaría todas las obras futuras así como las que empezaron el 26 de septiembre, cuando expiró la precedente moratoria de 10 meses.

La ONG israelí La paz ahora anunció una fuerte aceleración del proceso de colonización judía, recuperando en seis semanas el retraso acumulado durante los 10 meses de moratoria. Hasta ahora, Netanyahu había rechazado cualquier prórroga del cese de la colonización, provocando el bloqueo de las negociaciones de paz con los palestinos, reanudadas el 2 de septiembre en Washington.