•   BERLIN / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El Papa Benedicto XVI habla sobre los escándalos de pedofilia, sobre la Iglesia y la sexualidad --matrimonio de fieles y contracepción, celibato y homosexualidad de los sacerdotes-- en un libro de entrevistas con un periodista alemán que saldrá a la venta el 23 de noviembre.

Fragmentos de “Luz del mundo”, primer libro de entrevistas desde que el cardenal alemán Joseph Ratzinger se convirtió en Papa en 2005, han comenzado a circular en Alemania e Italia. El libro será traducido a 18 idiomas.

Benedicto XVI, de 83 años, explica entre otras cosas que aun cuando le afectaron “profundamente” los escándalos de pedofilia en que se vieron envueltos algunos sacerdotes, jamás se planteó renunciar.

La obra, fruto de entrevistas realizadas entre el 26 y el 31 de julio en la residencia de vacaciones de los papas en Castel Gandolfo con el periodista Peter Seewald, aborda más de 90 preguntas repartidas en tres grandes secciones.

Autor de dos libros de entrevistas con el cardenal Ratzinger --”Dios y el mundo” (2000) y “La sal de la tierra” (1996)-- Seewald promete una “revelación sensacional” en esta nueva obra, en una entrevista que el semanario die Zeit publicará el jueves.

En un estilo simple, Benedicto XVI responde a preguntas muy concretas como las posiciones de la Iglesia sobre el celibato de los sacerdotes, el rechazo a la ordenación de mujeres, la homosexualidad, la contracepción, el uso de preservativos y el sida, la comunión para los divorciados que se casan de nuevo, etc.

También aborda la posibilidad de un diálogo “sincero” con el islam.

Con respecto a su discurso de Ratisbona, que desató una polémica en el mundo musulmán, admite haber querido hacer un discurso académico y no haber previsto que sería recibido como un discurso político.

El Papa se refiere igualmente al peligro de un cisma en la Iglesia y la eventualidad de un Concilio Vaticano III, una idea que por el momento descarta. Vaticano II, organizado de 1962 a 1965, abrió la Iglesia Católica al mundo moderno.

Al final de su libro, Benedicto XVI, “bien informado sobre todas las cuestiones de la Iglesia y de la sociedad”, llama al mundo y a los creyentes a un cambio radical, indica Seewald, ex comunista convertido al catolicismo en los años 1990 tras un encuentro con el cardenal Ratzinger.

“Hay tantos problemas que deben ser resueltos y que sólo podrán serlo si Dios está en el centro, nuevamente visible en el mundo”, dice Benedicto XVI citado por el periodista en una entrevista con el diario alemán Rheinische Post.