•  |
  •  |
  • END

Tres médicos cubanos se quedaron en Chile
SANTIAGO / AFP
Tres médicos cubanos que llegaron para ayudar en labores sanitarias tras el sismo que azotó en febrero el sur de Chile, decidieron no regresar a la Isla con el resto de la delegación, informó ayer viernes la privada Radio Cooperativa.

Consultada por la emisora, la Embajadora de Cuba en Santiago, Ileana Díaz-Argüelles, respondió: “Los que hayan decidido no retornar a la Patria es una decisión personal, pero lo importante es que la mayoría retorna”.

“Lo importante a destacar es que el resultado de la mayoría de esa brigada que vino a prestar su colaboración”, dijo la diplomática”. Según la radio local, los tres médicos que decidieron quedarse en Chile son Argelio Alberto Santana, el traumatólogo Joel Hernández y Orlando Campusano.

El vocero de la Asociación Solidaridad con Cuba, Dagoberto Hernández dijo de su lado que uno de los médicos, Alberto Santana, le envió un correo electrónico en el que le señala su decisión.

“El me escribió un correo y me confirmó que se quedará; es una decisión dolorosa para él, no estamos de acuerdo con la forma en que lo está haciendo porque hay mecanismos para migrar hacia Chile, pero entendemos las razones de índole personal por la cual tomó la decisión”, dijo Hernández.

Los tres médicos eran parte de la Brigada de Salud ‘Henry Reeve’, un contingente creado en 2005 para dar ayuda humanitaria a los damnificados del huracán Katrina, en el sur de Estados Unidos.

La “bomba” destinada a Alemania era una prueba de seguridad
BERLÍN / AFP
El artefacto sospechoso interceptado en Namibia el miércoles cuando iba a ser embarcado en un vuelo comercial para Alemania era una prueba de seguridad de fabricación estadounidense, reveló ayer viernes el ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere.

“Habrá que determinar quién lo puso. Los gobiernos de Estados Unidos, Alemania y Namibia no sabían que existía ese paquete”, declaró a la prensa el jefe de Policía namibio Sebastián Ndeitunga.

“No es verdad que el Gobierno de Estados Unidos haya puesto el artefacto para poner a prueba la seguridad”, recalcó Ndeitunga. El paquete, interceptado por la Policía namibia en el aeropuerto internacional de Windhoek, era una bolsa de computadora envuelta en plástico y equipada de baterías conectadas con cables a un detonador y un reloj. Thomas de Maiziere dijo que de momento no está claro quién preparó el test, que desató la alerta de los servicios de seguridad en Alemania, y añadió que no fue informado por adelantado del ejercicio.

“Los expertos de la Policía federal (alemana) examinaron el equipaje”, dijo De Maiziere a la prensa, tras reunirse con los ministros del Interior de los 16 estados alemanes.

36 mineros desaparecidos después de explosión en Nueva Zelanda
WELINGTON / AFP
Treinta y seis mineros seguían desaparecidos ayer viernes después de la explosión ocurrida en una mina de carbón del grupo Pike River en una región aislada de Nueva Zelanda.

Dos mineros sobrevivieron pero no hay noticias de otros 36 que se encontraban en el socavón en el momento del accidente, indicó el director general de la sociedad minera Peter Whittall.

La explosión se produjo en la mina de Pike River de Grey District, en la costa oeste de la ila del sur de Nueva Zelanda, en el centro de la región minera del país.