•   SANTA CRUZ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, propuso que esa entidad centralice la información de gasto militar de América Latina y el Caribe, en el marco de la reunión de ministros de Defensa de las Américas que congrega a 30 países en la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia.

El máximo responsable de la OEA, quien participa de la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, afirmó en conferencia de prensa que "la propuesta más concreta es ampliar la conversación que tenemos para reportar la transferencias de armas". Insulza propuso "complementarla con una nueva convención o ampliando la misma para que los países estén obligados a reportar sus gastos militares anualmente al registro nuestro, al sistema interamericano".

El hacer transparentes los fondos que los gobiernos destinan a sus fuerzas armadas es uno de los temas que debaten ministros de 30 países de Latinoamérica y el Caribe, desde ayer hasta el jueves, como mecanismo para el desarrollo de confianza mutua en el futuro para alcanzar la paz en la región. En ese sentido, Insulza señaló, sobre el el país que más gasta en armas en el mundo: "Me alegró que el gobierno de Estados Unidos (haya anunciado en la Conferencia que) va a buscar ratificar por parte del Congreso la convención sobre transferencias" de información.

Los gastos de las fuerzas armadas son informaciones de poca difusión y sólo se dispone de cifras obtenidas en estudios de entidades privadas.

A medidos de año, en una reunión de la OEA, el presidente peruano, Alan García, señaló que en los últimos cinco años América Latina en su conjunto ha gastado más de 25.000 millones de dólares en armas y se prepara para gastar 35.000 millones en los próximos cinco años.

Brasil, Chile y Colombia invierten más en armas
Sobre las adquisiciones militares, el Instituto Internacional para la Paz (SIPRI) de Estocolmo reportó en un último informe que el gasto militar de América Latina y el Caribe había aumentado en 150% entre 2005 y 2009, liderado por Brasil, Chile y Colombia.

Por otro lado, Argentina propuso hoy a los ministros de Defensa de las Américas adopten el mismo mecanismo que su país y Chile usan para transparentar sus gastos militares. La ministra argentina de Defensa, Nilda Garré, expuso que ese mecanismo surgió en el proceso de desarrollo de confianza mutua bilateral, luego de que su país y Chile estuvieran en 1978 cerca de una guerra por cuestiones territoriales.

"Ahí se adoptó una metodogía y la traemos como ejemplo a esta reunión, como un aporte, de forma de colaborar con la implementación de la metodología en la región", afirmó la autoridad argentina. "Argentina inauguró toda una metodología ya hace varios años con Chile, estimamos que ha dado muy buenos resultados y que se ha ido consolidando", complementó la ministra de Argentina.

Ese mecanismo se refiere al intercambio de información entre Santiago y Buenos Aires, sobre sus gastos militares, en el marco de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina). Según un estudio del Centro de Estudios Nueva Mayoría de Argentina, Buenos Aires, destina el 0,87% de su PIB a gastos militares, mientras que Santiago el 2,91%, con datos de 2008.