•   BOGOTÁ / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Las lluvias más fuertes en Colombia de los últimos 40 años, han dejado 1,35 millones de damnificados y 161 muertos, obligaron ayer al Gobierno a decretar el “Estado de catástrofe nacional”.

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras indicó, según un comunicado de su despacho, que ese decreto deberá pasar primero por el Consejo de Ministros, y que se espera que esa medida administrativa se adopte en las próximas horas.

“Vamos a hacerlo, es un decreto que tiene que ir al Consejo de Ministros, pero además un prerrequisito para acceder a los créditos internacionales que canalicen los recursos al fondo de calamidades”, dijo.

Vargas Lleras explicó que para poder acceder a los 150 millones de dólares que se pedirán de crédito al Banco Mundial (BM) para atender la emergencia, es necesario decretar la catástrofe nacional.

“En este momento toda la acción del Estado la estamos enfocando a atender primordialmente la asistencia humanitaria de los colombianos afectados, además porque muchas obras de mitigación y prevención no pueden adelantarse en medio de las inundaciones”, agregó.

Por su parte, la canciller colombiana, María Ángela Holguín formuló un llamado de ayuda a la comunidad internacional ante las fuertes lluvias, en una comunicación enviada a todas las embajadas, consulados y organismos internacionales acreditados en Bogotá.