•   RIO DE JANEIRO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía de Rio de Janeiro exigió hoy la rendición de centenares de narcotraficantes atrincherados en las favelas Complexo de Alemao y advirtió que no retrocederá en su intento de recuperar el control de la ciudad, sede de la Copa del Mundo 2014.

Con el conglomerado de favelas completamente cercado por militares fuertemente armados, apoyados por tanquetas con ametralladoras de grueso calibre y helicópteros, la policía asegura estar en condiciones superiores para combatir al narcotráfico, tras una semana de enfrentamientos que dejó 35 muertos.

"Tenemos toda la superioridad. No hay hipótesis alguna de que los traficantes tengan éxito", señaló el Comandante General de la Policía Militar (PM), Mario Duarte, refiriéndose a las tanquetas con ametralladoras, los 800 efectivos de las fuerzas armadas y 17.500 policías movilizados. "Quien se quiera entregar que lo haga ahora" porque "estaremos del lado de afuera por poco tiempo", añadió al explicar el megaoperativo que inició la policía junto al Ejército tras la ola de ataques del narcotráfico, que en los últimos días han sembrado el pánico con incendios a vehículos y ataques a puestos militares. "No vamos a retroceder en la decisión de pacificar a Rio. Estamos llegando a los momentos finales para alcanzar a los traficantes que están en Alemao", remató.

El masivo despliegue militar ocurre dos días después de que la policía lograra recuperar el control de la vecina favela de Vila Cruzeiro. Pero en ese operativo, centenares de narcotraficantes huyeron de Vila Cruzeiro hacia el Complexo do Alemao.

El portavoz de la PM, coronel Lima Castro, explicó que de momento la estrategia que buscan es la rendición de los narcotraficantes. "Estamos dando tiempo para que esas personas se rindan" y se entreguen, sostuvo a la cadena de TV Globo. "Que pongan las armas en la cabeza, y las manos en alto y los detendremos y enviaremos a la Justicia", pidió. "No tienen la menor posibilidad con los armamentos y los hombres que tenemos", señaló Lima Castro.

La PM destaca que la posibilidad de lanzar un operativo de choque directo en este grupo de favelas habitado por 400.000 personas, enfrenta varios riesgos como la dificultad topográfica de la zona, sus callejuelas con poca visibilidad, y la altísima densidad de población.

Habitantes desean volver a sus casas
Los habitantes del conjunto de favelas solo quieren que la situación se defina para poder volver a sus casas. "Esperamos que las cosas mejoren. Quiero que esto se resuelva (...) porque si no, no podremos volver nunca a casa", reflexionó una joven que solo se identificó como Carla, de 26 años, en una de las entradas de Nueva Brasilia, otra de las favelas del complejo.

El Complexo do Alemao es un reducto dominado por el grupo Comando Vermelho (CV), uno de los grupos criminales más antiguos de la ciudad y uno de los tres grandes del narcotráfico carioca. Su líder, conocido localmente como Marcinho VP, es acusado por la policía de ser uno de los responsables de la ola de incendios y ataques a puestos policiales de esta semana en Rio. El traficante, que está tras las rejas, fue trasladado a un presidio de máxima seguridad del alejado estado de Rondonia; su esposa y dos de sus abogados, señalados de haber transmitido sus órdenes al exterior, fueron detenidos el viernes por la noche.

La violencia estremece a Rio de Janeiro desde el pasado domingo, cuando comenzaron los incendios de vehículos y ataques a puestos policiales que desataron la respuesta de las autoridades, en la ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos 2016 y albergará una sede de la Copa del Mundo 2014.