•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente venezolano Hugo Chávez anunció el domingo que tomará terrenos y ampliará el área de construcción en un conocido parque nacional, con el fin de entregar viviendas a los damnificados por la temporada de lluvias, que ya deja 34 muertos.

“Existen centenares de terrenos en Caracas, Vargas (norte) y otras ciudades del país, que vamos a recupe rar, y yo me pongo al frente de la recuperación”, dijo el mandatario durante una visita a poblaciones afectadas por las lluvias en el estado Vargas.

“Hoy (domingo) vamos a tomar un tremendo terreno que es del aeropuerto de Maiquetía (que sirve a Caracas), es decir del pueblo, y que lo tomaron unos privados. Ahí hay 36 hectáreas (...) tremendo terreno, terreno plano para construir viviendas”, continuó Chávez.

El mandatario también anunció que tiene un proyecto para “subir la cota hasta donde sea permisible la construcción de viviendas” en el parque nacional Waraira Repano, conocido como cerro Ávila y que está ubicado entre Caracas y Vargas.

“Vamos a subir la cota entre 80 y 100 metros, eso nos va a permitir, sin afectar el parque para nada, tomar muchas colinas que están más altas de la cota actual para así construir viviendas para el pueblo”, dijo Chávez, reiterando que no se verá afectado el hábitat de este conocido parque nacional.

El viernes, el mandatario venezolano dijo en el estado Falcón --el más afectado por las lluvias-- que aceleraría la “recuperación de tierras ociosas” en la zona “para entregárselas a los campesinos”. Asimismo, el jueves aprobó recursos para la construcción de 9,387 viviendas en Caracas, muchas de las cuales serán entregadas a familias damnificadas.

“¡Todos aquellos que sepan donde hay terrenos planos adecuados para vivienda, que los denuncien, porque los vamos a tomar!”, recordó este domingo el mandatario a los pobladores de Vargas.

Más de 73,000 personas han resultado afectadas por las lluvias en el país, y cuatro estados (Falcón, Distrito Capital, Vargas y Miranda) han sido declarados en emergencia, aunque las lluvias también han afectado fuertemente entidades del oeste venezolano como Zulia, Trujillo, Mérida y Táchira.