•   Belice  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, expresó hoy que esperará "paciente" a que la Organización de Estados Americanos (OEA) reconozca su gobierno, y descartó que realiza una ofensiva diplomática para lograr ese objetivo.

"Esperaremos pacientes a que la OEA decida", destacó Lobo a corresponsales extranjeros a su llegada a la isla beliceña de San Pedro, para participar en la XXXVI Cumbre de Jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Lobo aseguró que se siente "bien" de que la crisis política que se desató en su país tras el golpe de Estado que derrocó al ex presidente Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009, por primera vez desde entonces no sea tema de discusión de las cumbres del SICA. "Lo importante es que todos entendamos que Centroamérica debe de estar unida, y que haya diálogo y paz en la región", señaló el gobernante.

Lobo, cuyo gobierno no es reconocido por la OEA debido a la oposición de varios países suramericanos por ser resultado de un golpe de Estado, señaló que "ya habrá tiempo" para obtener el respaldo internacional.

La cumbre del SICA tiene como temas centrales de discusión la estrategia regional de seguridad, así como el litigio limítrofe que mantienen Nicaragua y Costa Rica.