•   SANTIAGO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con apenas unas semanas como flamante premio Nobel de Literatura 2010, el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien en 1990 fue derrotado como presidenciable en Perú, lo tiene claro: "no voy a volver a ser candidato y no voy a hacer política profesional, yo soy escritor", sostuvo hoy durante una visita a Santiago.

"Una de las cosas que aprendí cuando fui candidato es que no soy político, que carezco de los dones indispensables para ser político", señaló el escritor en una rueda de prensa tras el seminario "El futuro de la Libertad en un mundo global", organizado por el instituto derechista Libertad y Desarrollo.

En su regreso a Perú tras la ceremonia donde fue galardonado con el premio Nobel, Vargas Llosa arremetió contra la candidatura a la presidencia de la congresista Keiko Fujimori, hija del encarcelado ex mandatario Alberto Fujimori, cuya eventual victoria sería "una catástrofe para el país", según el escritor. "No le tengo miedo; bienvenido sea usted a la arena política; el odio y los rencores no llevan a nada", respondió Keiko Fujimori al escritor.

Mientras en Lima se alzaban voces como la del legislador Carlos Raffo, que acusaban a Vargas Llosa de "trasladar el triunfo literario para cobrar revancha de su derrota política" ante Fujimori en 1990, el escritor descarta un posible retorno a los partidos y candidaturas. Sin embargo, el literato admitió que hará política "como escritor y ciudadano". "Por eso hago periodismo, para eso tengo una colmuna donde opino, critico o defiendo ciertas cosas, y eso lo voy a seguir haciendo, pero política profesional, candidato a algo; no", apostilló.

Chávez no es la cara de la izquierda actual
En este sentido, el escritor celebró que "por primera vez en la historia de América Latina, tenemos en muchos países una izquierda y una derecha que son democráticas". "(Chávez) no es la cara de la izquierda actual en América Latina, la cara actual es la izquierda que forma parte de la Concertación (coalición de centroizquierda chilena), la izquierda que representa (el mandatario español Luiz Inacio) Lula o su sucesora (Dilma Roussef), o la que representa Uruguay", sostuvo.

La izquierda, según Vargas Llosa, "está aceptando que el mercado es el mecanismo a través del cual se puede crear riqueza", y "está renunciando a lo que eran sus dogmas inmutables", lo que a juicio del literato "está creando una base muy importante para la creación de una democracia".

"Los regímenes de Evo Morales (Bolivia), Nicaragua, Ecuador -que también se puede incluir a Ecuador dentro de ese populismo- tienen unos resultados catastróficos en términos prácticos. Todos esos gobiernos son de tránsito con pies de arcilla", opinó. "Pero es un gran paso, de todas maneras, pasar a esas democracias imperfectas que tener las dictaduras del siglo pasado, que nos hundieron en el subdesarrollo", valoró.

Según el escritor, "el gran trabajo a partir de ahora en estas democracias es "inyectarles verdad, decencia, honradez, combatir a la corrupción...", en definitiva, "combatir a las plagas generadas por la gran tradicion autoritaria latinoamericana".

Vargas Llosa, que participó junto a los ex presidentes Jorge Quiroga, José María Aznar y Álvaro Uribe en un foro sobre pensamiento liberal con el que el instituto Libertad y Desarrollo conmemoró 20 años de existencia, destacó la necesidad de la integración latinoamericana siguiendo el modelo europeo para un mejor futuro de la región.