•   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos lamenta que la mayoría de los países que tienen relaciones con Cuba se abstiene de presionarla en el tema de los derechos humanos, según un cable de sus diplomáticos en La Habana, revelado por WikiLeaks.

El informe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (SINA), fechado en noviembre de 2009, señala que la mayoría de los 100 países con misiones diplomáticas en La Habana "no presiona" por el asunto de los derechos humanos "en lo absoluto".

Los diplomáticos de la SINA se quejan también de que visitantes oficiales extranjeros evitan encontrarse con disidentes cubanos para no molestar a las autoridades.

"El Gobierno de Cuba ha sido capaz de levantar un muro de piedra entre la sociedad civil independiente (disidencia) y los visitantes extranjeros, que en su mayoría ha estado dispuesto a ceder a la intimidación de Cuba y renunciar a encuentros", señaló el cable.

Entre esos visitantes citan al ministro australiano de Exteriores, Stephen Smith, el comisionado suizo de derechos humanos, Rudolf Knoblauch, y el ministro canadiense encargado de América, Peter Kent.

"No sólo no se reunieron con cubanos que no fueran funcionarios, sino que tampoco se molestaron en pedir públicamente más libertad después de visitar Cuba", señala el cable.

Añade que "el Gobierno cubano despliega muchos recursos para reducir al silencio a sus visitantes. En la mayoría de las veces, el premio por aceptar los requerimientos oficiales suele ser risible: fastuosas cenas y para el más sumiso, una foto con uno de los hermanos Castro".