•   MÉXICO / AGENCIAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Una mexicana, que luchaba desde hace dos años para que se hiciera justicia en la muerte de su hija, fue asesinada por un sujeto que le disparó en la cabeza mientras se manifestaba frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, confirmó ayer el gobernador de ese estado, César Duarte.

Marisela Escobedo Ortiz, de 52 años, fue atacada por un grupo de tres hombres que inició una discusión con ella, uno de los cuales le dio un balazo a quemarropa mientras se manifestaba en la capital del estado, informó la Fiscalía de Chihuahua.

Los hechos ocurrieron la noche del jueves y tras la agresión Escobedo fue trasladada aún con vida a una clínica donde falleció.

Según información de la Fiscalía, que se basó en los videos de cámaras de seguridad, Escobedo cruzó una calle e intentó huir al sentirse amenazada, pero uno de los individuos la siguió hasta lograr emparejarse a ella y dispararle en la cabeza.

Durante meses Escobedo había encabezado diversas marchas y protestas para exigir al gobernador que se hiciera justicia en el caso del asesinato de su hija, Rubí Marisol Frayre Escobedo, así como contra la impunidad.

La joven Rubí Frayre Escobedo fue asesinada en Ciudad Juárez en agosto de 2008 cuando tenía 16 años supuestamente por su novio, Sergio Barraza Bocanegra, quien fue arrestado en junio de 2009, pero exonerado en un juicio de primera instancia el pasado 30 de abril,tras el que quedó libre.

Posteriormente, un tribunal de casación (segunda instancia) revocó la sentencia y condenó a Barraza, que está prófugo, por el homicidio de Rubí Frayre.

El pasado 12 de diciembre Marisela Escobedo declaró en entrevista a El Diario de Juárez que familiares de Barraza la habían amenazado por realizar sus propias investigaciones del caso de Rubí.


Se fugan 148 reos al
norte de México
Mientras, unos 148 reos se fugaron de un centro penitenciario en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, en el estado mexicano de Tamaulipas, entre la noche del jueves y la madrugada de ayer viernes, informó a EFE una fuente oficial.

Durante toda la mañana se están practicando revisiones y recuento de internos para determinar cuántos fueron los que se evadieron y poder ofrecer una cifra exacta, explicó a EFE la fuente, que solicitó el anonimato.

La seguridad del Centro de Ejecuciones de Sanciones (Cedes), ubicado a las afueras de Nuevo Laredo, fue reforzada con soldados del Ejército y Policías Federales.

Aunque hasta anoche no había un informe oficial de los hechos, a través de redes sociales como Twitter o Facebook, los cibernautas también han alertado sobre la fuga masiva.

Coche bomba frente a sede policial, dos heridos

En tanto, desconocidos hicieron explotar un auto ayer viernes frente a la sede de la policía de un pueblo cercano a Monterrey (norte de México) dejando dos heridos y daños materiales, informó el gobierno estatal.