•   LA HABANA / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Cuba gasta más de 1.000 millones de dólares en la “libreta” de alimentos subsidiados, símbolo de igualitarismo durante medio siglo, que el gobierno propone eliminar gradualmente, según informes del Parlamento que sesiona este viernes por tercer día.

“Mucho hemos estudiado cómo eliminar la libreta”, pero “es bastante complicado quitarla de un golpe”, por lo que “el camino debe ser irla quitando paulatinamente”, dijo el ministro de Economía Marino Murillo, en la reunión del Parlamento, que encabeza el presidente Raúl Castro.

Murillo destacó que la “libreta”, mediante la cual se garantiza a cada cubano una canasta básica muy subsidiada, aunque insuficiente, cuesta al Estado “1.016 millones de dólares”, sin contar el “gasto irracional” en transporte de alimentos y otros asuntos de logística.

De esos 1.016 millones de dólares, el Estado asume 88% y la población paga sólo 12% por los alimentos, precisó el ministro, citado por el diario oficial Granma.

La “libreta de abastecimiento” se creó en 1963, cuatro años después del triunfo de la revolución de Fidel Castro, cuando comenzaron a escasear algunos comestibles, debido al embargo que Estados Unidos aplica desde 1962.

Su eliminación, además de algunas prestaciones del seguro social y otros servicios subsidiados como comedores y transporte obrero, para “aligerar la carga al Estado”, están entre los lineamientos del futuro modelo económico que discuten los diputados desde el miércoles.