•   BECCLES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fundador de WikiLeaks Julian Assange denunció hoy "una nueva forma de macartismo financiero" en Estados Unidos tras la suspensión por el Bank of America de todas las transacciones destinadas a su portal.

El banco estadounidense Bank of America anunció esta mañana su decisión de suspender todas las transacciones destinadas al portal WikiLeaks, que publicó en internet miles de notas diplomáticas secretas estadounidenses.

"Bank of America se pliega a las medidas anunciadas anteriormente por MasterCard, PayPal, Visa Europa y otros, y no realizará transacciones de ningún tipo que crea que puedan estar destinadas a WikiLeaks", señaló Scott Silvestri, un portavoz del banco. "Esta decisión se basa en el hecho de que tenemos razones para pensar que WikiLeaks podría estar vinculada a actividades que son, entre otras cosas, contrarias a nuestra política interna de pagos", agregó Silvestri en un comunicado.

La decisión coincide con un momento en el que WikiLeaks, portal especializado en la publicación de informes secretos, se prepara para revelar nuevos documentos sobre el sistema financiero. "Es una nueva forma de macartismo financiero, que priva a nuestra organización de los fondos que necesita para sobrevivir, me priva personalmente de los fondos que necesitan mis abogados para protegerme de una extradición a Estados Unidos o a Suecia", declaró Assange.

El macartismo es el término que se refiere a las acusaciones de traición o subversión sin pruebas en Estados Unidos y engloba todas las actividades anticomunistas impulsadas por el senador republicano Joseph McCarthy a finales de los años 1940 y en la década de los 50.

Assange posa para los fotógrafos
Assange, de 39 años, habló a unos periodistas y posó para los fotógrafos en Beccles, pequeña localidad del este de Inglaterra (a unos 200 km de Londres), a donde debe ir cada día a presentarse en la comisaría local.

El fundador de WikiLeaks, quien aseguró temer por su seguridad y la de su equipo, reside a unos diez kilómetros de allí en la mansión de su amigo Vaughan Smith, tras ser liberado el jueves bajo fianza mientras se tramita una solicitud de extradición de Suecia por presuntos delitos sexuales, aunque él considera "cada vez más probable" que también la solicite Estados Unidos. "Somos una organización fuerte. Durante mi detención en una celda aislada, seguimos publicando todos los días (documentos) y eso no va a cambiar", declaró a los periodistas.

Assange había afirmado en una entrevista anterior a la revista Forbes que WikiLeaks difundirá informaciones sobre un gran banco estadounidense "a comienzos del año entrante". WikiLeaks ha molestado a Washington con la difusión de miles de cables diplomáticos estadounidenses y documentos militares confidenciales sobre Irak y Afganistán. Según informes de prensa en Estados Unidos, se estaría tratando de armar un caso contra Assange por inducir el soldado estadounidense Bradley Manning a robar cables de una computadora del gobierno estadounidense y entregárselos a WikiLeaks.

La última revelación de un cable diplomático norteamericano por Wikileaks, hoy, indica que el presidente sudanés Omar el Bechir desvió 9.000 millones de dólares (6.790 millones de euros) de los ingresos petroleros de su país y los depositó en bancos británicos.