•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente venezolano, Hugo Chávez, terminará su mandato en 2012 con poderes especiales para legislar, una prerrogativa que le permitirá “anular” a sus opositores en el nuevo Parlamento y encarar con “comodidad” sus aspiraciones de reelección, coinciden expertos.

El Parlamento venezolano, de mayoría oficialista, otorgó el viernes a Chávez estos poderes con los que podrá legislar por decreto y sin necesidad de debate hasta junio de 2012, es decir seis meses antes de las próximas elecciones presidenciales en las que el mandatario ya ha dicho que será candidato.

Chávez, que asumió el poder por primera vez en 1999, logró una enmienda a la Constitución en 2009 para poder ser candidato en los próximos comicios presidenciales de diciembre de 2012.

En el último tramo de su segundo mandato, Chávez se “garantiza con la ‘ley habilitante’ una comodidad política” al “anular a la oposición en la nueva Asamblea Nacional”, explicó a la AFP Fernando Egaña, analista político.

Se refiere Egaña al nuevo Legislativo que asumirá funciones en enero y en el que los diputados de oposición ocuparán 67 de los 165 escaños. A partir de entonces, el Partido Socialista (PSUV, en el poder) perderá la aplastante mayoría que tuvo durante los últimos cinco años, cuando legisló frente a una ínfima disidencia.

La oposición no se había presentado a las elecciones de 2005 en un vano intento de boicotear los comicios y no tuvo representación en la Asamblea Nacional en los últimos cinco años.

Neutralizado contrapeso político

Pero rápidamente Chávez neutraliza el “contrapeso político” de la oposición para “concentrarse en seguir adelante con su proyecto político de dominación”, que incluye “naturalmente” su reelección en 2012, agregó Egaña.

No obstante, el gobierno insiste en que estos poderes extraordinarios para legislar son necesarios para hacer frente a la emergencia generada por las recientes lluvias en el país, que provocaron la muerte de 38 personas y dejaron más de 130.000 damnificados.

“Urge dotar al presidente de la República (...) de un instrumento jurídico que le permita de forma expedita impulsar la concreción real de los principios constitucionales, que se exprese en el logro a corto y mediano plazo de soluciones dirigidas a construir un buen vivir que le procure la mayor suma de felicidad posible al pueblo venezolano”, reza el texto aprobado el viernes.

La solicitud inicial era que los poderes se extendieran por un año, pero respondiendo a una petición de los “propios afectados”, los parlamentarios aprobaron elevar el lapso a 18 meses.

Acudirán a la justicia
“Nosotros vamos a legislar desde el 5 de enero, con o sin la voluntad del presidente. La ley habilitante no nos va a detener”, lanzó la dirigente opositora, Delsa Solórzano. “Si Chávez se convierte en el único que puede legislar, entonces se está declarando dictador”, dijo a la AFP.

La oposición no descarta acudir a la justicia para revertir la medida, que según Egaña, es “un fraude a la Constitución” de Venezuela. “Ninguna delegación puede sobrevivir al delegante, y ésta es una delegación concedida por un Legislativo a punto de terminar sus funciones”, continuó.

Con sus nuevos poderes, Chávez podrá legislar en los siguientes ámbitos: necesidades urgentes derivadas de la pobreza y las lluvias, infraestructura, transporte y servicios públicos, finanzas y tributos, seguridad y defensa, cooperación internacional, vivienda, ordenación territorial y uso de la tierra urbana y rural.

El mandatario venezolano adelantó esta semana que tiene “casi listas” unas 20 leyes, sin precisar detalles. Hasta ahora, sólo ha adelantado que estudia aumentar el IVA para recaudar dinero que irá a un fondo especial creado para atender la emergencia. Chávez ha utilizado poderes especiales para legislar en 2000, 2001 y 2008, periodos en los que aprobó por decreto más de 100 leyes.