•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, consideró hoy "capítulo cerrado" las filtraciones de WikiLeaks, al tiempo que admitió que ha habido diferencias de opinión con la ex guerrilla del FMLN y que pidió asesoría del servicio secreto de EU, aunque no por temor a su seguridad.

"Para mí es capítulo cerrado (...) El gobierno de EU va a seguir dando información a través de sus sedes diplomáticas y eso es lo que hacen todas las sedes diplomáticas y eso no tiene por qué llamarse espionaje ni contraespionaje", declaró Funes a periodistas.

El mandatario aludió a la publicación de cables secretos en los que la embajada de EU en El Salvador opinaba en agosto de 2009 que la cohabitación entre Funes y sus socios de la antigua guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) estaba rota "en malos términos" y su divorcio "sellado".

Gobierno "esquizofrénico"
Esos mensajes filtrados por WikiLeaks y difundidos por diario El País de España señalan que el encargado de negocios de EU en El Salvador, Robert Blau, consideraba que el mejor calificativo para definir al gobierno de cohabitación era el de "esquizofrénico", tras un seguimiento sobre la situación en el Ejecutivo y ante la preocupación de que "el duro pulso político acabe amenazando la frágil democracia del país".

"¿Quién no sabe que en El Salvador hay diferencias de opinión, de criterio, de percepción, de análisis, entre el presidente de la República y el partido en Gobierno? Sí las hay, si yo mismo las he aceptado, yo mismo la he hecho públicas", afirmó Funes. "En aquellos aspectos que no coincido con el FMLN, yo no tengo ningún empacho en plantearlo y plantearlo con meridiana claridad porque es mi responsabilidad", sostuvo, y aseguró que ha hecho públicas las diferencias desde el primer día de su Gobierno.

Cuestionó a sectores que advierten de que se "pone en riesgo la certeza jurídica del país" o "se enrarece el clima político", y lo atribuyó a "una total ingenuidad o peor mala fe". A su juicio, se trata de "una información subjetiva que da un funcionario de una sede diplomática de cómo esta percibiendo el país". "Una cosa es la percepción que tenga el funcionario en cuestión y otra cosa es la posición oficial del Departamento de Estado, ahí es ahí donde usted tiene que hacer la diferencia. Usted no puede tomar como posición oficial del Departamento de Estado, por lo menos de la secretaria (Hillary) Clinton, la posición de un funcionario que no es ni siquiera del primer nivel", complementó.

Confirmó, por otra parte, que solicitó la colaboración del servicio secreto de Estados Unidos para brindarle capacitación y actualización a los integrantes del Estado Mayor Presidencial, que se encarga de la seguridad de Funes y de su familia.

Funes pidió asesoría a Brasil y España
Funes detalló que también pidió colaboración en esta materia a su colega de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y al gobierno español. "Eso no significa que por ello estoy desconfiando del FMLN o que tenga información de que el FMLN me ha infiltrado y mucho menos me ha infiltrado los teléfonos", puntualizó.

Sobre el calificativo de esquizofrénico con el que se describió su Administración, señaló que si el diplomático estadounidense lo usó para referirse a una "doble personalidad, porque por un lado está el presidente con un pensamiento y por otro lado está el FMLN", en ese caso "el concepto está bien utilizado". Funes asumió el poder el 1 de junio de 2009 como el primer presidente de izquierda en la historia del país.