•   Panamá, EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Estados Unidos aludió ayer a su “relación históricamente estrecha” con Panamá tras la publicación de cables diplomáticos que muestran que Washington presionó para que la ampliación del Canal se adjudicara a una firma estadounidense, y criticó que la obra se le diera al grupo español Sacyr Vallehermoso.

Estados Unidos y Panamá “comparten una relación históricamente estrecha. El Canal de Panamá se mantiene como un símbolo de esta duradera relación”, dijo a Efe una portavoz de la embajada estadounidense en esta capital, en respuesta a la publicación de los documentos filtrados por la web WikiLeaks.

El diario español El País publicó el sábado un cable confidencial del Departamento de Estado de EU, divulgado por WikiLeaks, que asegura que el Gobierno de ese país presionó para que al consorcio encabezado por la estadounidense Bechtel le adjudicaran el proyecto de ampliación del Canal en detrimento del grupo liderado por Sacyr.

“Tenemos toda la confianza en la Autoridad del Canal de Panamá, que es una organización de clase mundial y que ha mantenido con éxito la seguridad e interés comercial del Canal de Panamá durante la pasada década”, destacó la portavoz.

Según estos cables, la embajada de EU abogó “implacablemente” a favor del consorcio liderado por Bechtel con las japonesas Taisei y Mitsubishi, cuya oferta superó en mil millones de dólares los 3.118 millones ofrecidos por el grupo de Sacyr junto a la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.

Además, los diplomáticos estadounidenses afirmaron “en numerosas ocasiones” que Sacyr Vallehermoso estaba “al borde de la bancarrota” y “no sería capaz de ejecutar el proyecto”, y que logró la adjudicación porque estaba “apuntalada” por el Gobierno español.

Más informes de embajada EU
El propio Gobierno de Panamá dudó de la capacidad de Sacyr de ejecutar las obras, según los cables, que aseguran que EU llegó a plantearse que Bechtel impugnara el proceso por violación de las normas de competencia al obtener la española garantías estatales.

Otros cables filtrados por WikiLeaks aseguran que la anterior embajadora estadounidense en Panamá, Barbara Stephenson, envió a Washington, entre 2008 y enero de este año, informes que decían que el presidente panameño, Ricardo Martinelli, y el canciller, Juan Carlos Varela, criticaron el proyecto de ampliación del Canal en reuniones con funcionarios y congresistas norteamericanos.

Según esas publicaciones, Varela calificó el proyecto como “un desastre”, y opinó que en pocos años será obvio su “fracaso”. Sobre esos cables, Varela dijo al diario Panamá América que éste es un asunto interno de la diplomacia estadounidense, por lo cual, por el momento se abstenía de dar una opinión al respecto.

La portavoz de la embajada de Estados Unidos indicó a Efe que la divulgación no autorizada de información secreta por parte de WikiLeaks “tiene serias implicaciones contra la vida de los individuos identificados, a quienes pone en peligro, al igual que pone en peligro las relaciones globales entre las naciones”.