elnuevodiario.com.ni
  •   SEÚL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un árbol de Navidad, situado en Corea del Sur, muy cerca de la frontera con Corea del Norte, puede aumentar la tensión entre los dos vecinos si un grupo religioso surcoreano enciende sus luces esta noche como ha anunciado.

Dicho grupo religioso ha previsto encender, por primera vez desde hace siete años, instalaciones eléctricas que dibujan la forma de un gran árbol de Navidad en la cima de una colina controlada por el ejército de Corea del Sur, a tres kilómetros de la frontera. "Los soldados mantienen el grado de alerta más elevado en torno a la colina", declaró un portavoz militar.

Las dos Coreas concluyeron un acuerdo en 2004 para cesar los ejercicios de propaganda oficiales cerca de la línea fronteriza. El Sur aceptó no volver a encender este inmenso árbol de Navidad. El Norte acusaba al Sur de encender esas luces de Navidad cerca de la frontera para hacer proselitismo entre sus soldados y su población en general.

Mientras, Seúl ha reiniciado algunas actividades de propaganda en la frontera después del torpedeo de uno de sus buques de guerra en marzo de 2010.

Las tensiones entre los dos países aumentaron en forma considerable desde que el Sur, en base a conclusiones de una investigación multinacional, acusó a su vecino de haber torpedeado el buque que se hundió, causando la muerte a sus 46 tripulantes.

El bombardeo norcoreano a la isla de Yeonpyeong en noviembre, con saldo de cuatro muertos, ha reavivado la tensión en las últimas semanas. El encendido de las luces de Navidad está previsto para esta noche, un día después de las maniobras militares de Seúl en Yeonpyeong.

Corea del Sur ha reinstalado altoparlantes cerca de la frontera, pero no los ha hecho funcionar aún. Los norcoreanos han advertido que dispararán contra estos aparatos si comienzan a difundir propaganda.