•   JERUSALÉN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Patriarca latino de Jerusalén, Fuad Twal, se mostró hoy "conmocionado" por la situación de los cristianos de Irak, que huyen de su país tras una reciente masacre en Bagdad, y deploró el fracaso de las negociaciones israelo-palestinas, en su discurso de Navidad.

"Nos ha conmocionado la masacre ocurrida en Bagdad, en el interior de la Iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro", señaló Twal durante una conferencia de prensa en la sede del Patriarcado, en pleno corazón del barrio cristiano de la ciudad vieja de Jerusalén. "Estas víctimas inocentes se suman a los miles de víctimas del fundamentalismo y la violencia, calamidades que azotan a Irak", añadió.

El 31 de octubre de este año, un ataque reivindicado por la red Al Qaida contra una iglesia siríaca católica de Bagdad costó la vida a 44 fieles y a dos sacerdotes, y desencadenó un "éxodo" de miles de cristianos iraquíes, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Hoy día, cerca de medio millón de cristianos viven en Irak; en 2003, había entre 800.000 y 1,2 millones.

"Condenamos estas violencias. Es una pena que Irak se vacíe de sus cristianos. Es una tristeza para nosotros, para los musulmanes, para Irak y para los cristianos mismos", opinó el prelado, máxima autoridad católica romana en Tierra Santa. "Tenemos esperanza de que, incluso en Irak, la paz vuelva y algunas personas puedan regresar a su país, sus casas, sus iglesias y sus pueblos", agregó Twal, menifestando su solidaridad con los cristianos de Irak.

En su reciente mensaje por la paz, el papa Benedicto XVI pidió a las autoridades políticas "poner fin a todo ataque contra los cristianos", especialmente en Medio Oriente y en Tierra Santa, donde son minoritarios. "El año que se acaba estuvo desgraciadamente marcado por la persecución, la discriminación y por terribles actos de violencia e intolerancia religiosa", sostuvo el Papa, haciendo referencia "especialmente a la querida tierra de Irak".

En cuanto a la Tierra Santa propiamente dicha, el Patriarca latino expresó su "sufrimiento" frente al bloqueo de las negociaciones de paz israelo-palestinas, pero, destacó, "el fracaso no debe quitarnos la esperanza".

Las negociaciones entre Israel y la Autoridad Palestina están en punto muerto, tras el fracaso de la tentativa de Estados Unidos para obtener un nuevo cese de la colonización judía en los Territorios ocupados. "Seguiremos pensando que hay hombres de buena voluntad en ambos lados y en la comunidad internacional y que hará esfuerzos conjuntos", continuó el prelado.

Twal pidió a la Unión Europea que se involucre más en el proceso de paz en Medio Oriente: "Le pido a Europa que asuma un papel más político en el proceso de paz", afirmó. "Europa nos ayuda mucho económicamente. Nosotros le pedimos que se involucre más, si es posible, si es que hay lugar para ella, esa es la cuestión. Hasta ahora, (Europa) ha estado fuera del proceso", lamentó el eclesiástico.

Fuad Twal, de 70 años, doctor en derecho canónico (jurisprudencia eclesiástica), nació en Jordania, en el seno de una comunidad de beduinos cristianos. Ex arzobispo de Túnez, fue entronizado Patriarca latino de Jerusalén en junio de 2008. Twal vela sobre cerca de 70.000 católicos romanos en Israel, en los Territorios Palestinos, Jordania y Chipre.