elnuevodiario.com.ni
  •   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha creado un grupo de trabajo que evaluará las consecuencias de la divulgación de miles de documentos diplomáticos del departamento de Estado por parte de WikiLeaks, anunciaron diversas fuentes.

"El director (de la CIA, Leon Panetta) ha pedido al grupo de trabajo que investigue si las últimas revelaciones de documentos por parte de WikiLeaks pueden afectar las relaciones de la agencia en el extranjero o sus operaciones", explicó George Little, un portavoz del centro de inteligencia, confirmando así una información del diario Washington Post.

Pese a que pocos de los documentos difundidos citan a la CIA, la agencia quiere evaluar sus posibles consecuencias, sobre todo por el reclutamiento de futuros informadores, que podrían temer que sus indagaciones salgan a la luz. Por ello, el grupo de trabajo, dirigido por el servicio contra el espionaje de la CIA, recopilará todos los documentos, la gran mayoría confidencial, publicados por WikiLeaks en las últimas semanas, de acuerdo una fuente que pidió el anonimato.

La filtración de documentos de la diplomacia estadounidense por WikiLeaks puede servir para que el gobierno estadounisense restrinja más su política de compartir las informaciones confidenciales, según la fuente.

Una parte de los documentos difundidos por la organización pertenecen al servidor SIPRNet (Secret Internet Protocol Router Network), una red que permite a los departamentos del gobierno de Estados Unidos compartir mejor sus informaciones.

Bradley Manning, un joven soldado estadounidense que permanece detenido, es sospechoso de haber entregado los documentos a WikiLeaks, ya que tenía acceso a al servidor como analista. Según el Washington Post, la CIA rechazó en 2008 aumentar su participación en la red SIPRNet, debido a su afán por no compartir sus secretos.