elnuevodiario.com.ni
  •   MOSCÚ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia saludó hoy la ratificación por Estados Unidos del tratado de desarme nuclear START entre ambos países y su Parlamento se dispone a aprobar a su vez el acuerdo el viernes. El Kremlin "ha acogido con satisfacción la noticia de la ratificación por parte del Senado estadounidense", señaló la portavoz Natalia Timakova.

El presidente ruso Dimitri Medvedev expresó, según la portavoz, su deseo de que el Parlamento ruso apruebe el acuerdo bilateral firmado en abril en Praga, aunque no sin haber estudiado "las condiciones jurídicas de la ratificación" en Washington.

La Duma, cámara baja del Parlamento ruso, podría ratificar el tratado antes de fin del año, expresaron sus principales responsables. "Si las condiciones (aprobadas por el Senado estadounidense para la ratificación de START) no modifican el texto principal del tratado, entonces lo ratificaremos mañana (viernes)", declaró el presidente de la Duma, Boris Gryzlov, añadiendo que los parlamentarios esperaban recibir los documentos estadounidenses en las próximas horas.

"Partimos del principio de que no hay que prolongar esta cuestión. Pero tenemos la intención de ocuparnos de que no haya ningún problema en el contenido", señaló el jefe de la comisión de Relaciones Exteriores de la Duma, Konstantin Kosachev, a la agencia Interfax. Según el parlamentario, unas cincuenta enmiendas al texto fueron propuestas durante el debate del tratado en el Senado estadounidense. "Hasta no tener el texto original, no sabremos cuáles de ellas pasaron", precisó.

Parlamentarios rusos buscan fastidiar a los estadounidenses
El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, señaló a su vez que "las formulaciones adoptadas por los parlamentarios rusos dependerían del contenido de la resolución de ratificación estadounidense". Tanto el partido ultranacionalista LDPR de Vladimir Jirinovski como el Partido Comunista anunciaron que votarían en contra de la aprobación del acuerdo.

"Parecería que se está presionando a la Duma para que ratifique el texto. Pero nuestra formación no lo votará, (ya que) estimamos que es necesario un enfoque serio en cuestiones de seguridad nacional", señaló el líder comunista Guennadi Ziuganov. Aún así, Rusia Unida -el partido del gobierno liderado por el primer ministro Vladimir Putin- dispone de una mayoría absoluta en la Duma, por lo que se prevé que el acuerdo sea ratificado. Sin embargo, "los parlamentarios rusos querrán fastidiar un poco a los estadounidenses, que han jugado con sus nervios con los debates en el Senado", señaló el experto Fedor Lukianov en un análisis publicado en el sitio gazeta.ru.

Ayer, el Senado estadounidense aprobó el acuerdo por 71 votos a favor y 26 en contra, tras varias semanas de intensas negociaciones en Washington debido a las reticencias de los republicanos. Al final, 13 republicanos votaron a favor de la ratificación. El tratado START (acrónimo en inglés de Tratado para la Reducción de Armas Estratégicas) fue firmado el 8 de abril de 2010 por los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Barack Obama y Dimitri Medvedev, y limita las armas nucleares estratégicas (misiles nucleares de largo alcance y los más poderosos) en ambos países.

Firmado por 10 años, el acuerdo prevé un máximo de 1.550 cabezas nucleares desplegadas para cada uno de los dos países, contra las 2.200 actuales, es decir, una rebaja del 30%. El texto prevé también la reanudación de las verificaciones mutuas sobre arsenales nucleares por parte de las dos potencias, interrumpidas a finales de 2009. Tanto el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, como el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, saludaron la ratificación estadounidense del acuerdo.