•   LA CRESPA, Ecuador /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Un autobús sobrecargado de pasajeros se precipitó a un abismo este viernes en el sudoeste de Ecuador tras sufrir un problema mecánico, dejando al menos 41 muertos y enlutando al país en vísperas de Navidad.

“Hemos tenido un gravísimo accidente, donde hay aproximadamente 41 fallecidos. No podemos seguir permitiendo la inseguridad de los conductores”, dijo a la prensa Ricardo Antón, Director del Consejo Nacional de Tránsito.

Previamente, la Cruz Roja había dado un balance de 35 fallecidos.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR, Defensa Civil) detalló que entre los muertos figuraban siete niños y 13 mujeres. Además, señaló que al menos 31 personas estaban heridas.

El autobús, que cubría la ruta entre Quito y las localidades costeras de Chone y San Isidro, se accidentó durante la madrugada y cayó a un profundo abismo en el sector de La Crespa, en la provincia de Manabí.

Según las primeras informaciones, el autobús presentó una falla en el sistema de cambio de marchas y además viajaba con exceso de pasajeros.

Antón anunció que se dispuso la clausura temporal de la empresa de transportes. En el accidente “hay una falla garrafal y estoy pidiendo explicaciones” a la Policía sobre “el motivo por el que se permitió que ese vehículo salga con exceso de pasajeros”, agregó.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, lamentó el accidente durante una reunión de Navidad con el personal de la casa de gobierno.

El mandatario señaló la “irresponsabilidad del chofer que se ha estrellado con más de 70 pasajeros”. “Ha recogido pasajeros en el camino, lo cual está prohibido”, declaró el mandatario.

El chofer habría intentado una maniobra para mantener el control, pero el vehículo perdió pista y rodó unos 200 metros hasta chocar contra una peña y luego contra en un árbol en la profundidad, añadió.

Juan Pablo Alcívar, uno de los heridos, expresó que la caja de cambios “traqueteaba” cuando el conductor cambiaba de marcha, y que una hora antes del siniestro habían parado en El Carmen para comer, en declaraciones a Radio Quito.

El Servicio de Investigaciones de Accidentes de Tránsito (SIAT) de la Policía acudió al lugar para tratar de establecer las causas del siniestro, que se produjo cuando miles de ecuatorianos se movilizan por carretera hacia sus hogares para celebrar la Navidad.

Los heridos fueron movilizados hacia hospitales de varias localidades vecinas, mientras que los cadáveres debieron ser apilados en camionetas policiales para ser llevados a las morgues.

En agosto pasado, un autobús rodó a un abismo de 100 metros en la provincia andina de Cotopaxi (sur), dejando 38 muertos y 12 heridos, de acuerdo con la Policía.

Los accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte en Ecuador, situación que mantiene alarmadas a las autoridades.

Según el fiscal general, Washington Pesántez, una persona muere cada tres horas en el país por esas causas, que además generan pérdidas por unos 500 millones de dólares al año.

El funcionario, quien promueve un programa sobre conductores y peatones responsables, estimó en noviembre que Ecuador registrará unos 3.000 fallecidos en más de 43.000 percances vehiculares en 2010.