Jorge Eduardo Arellano
  •   BOGOTÁ /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente colombiano Juan Manuel Santos aseguró este viernes que el país enfrenta la peor tragedia natural de su historia por las lluvias, que dejan más de 2,1 millones de afectados, y advirtió que superarla tardará años.

“Las lluvias y las inundaciones han superado todos los pronósticos, todas las estimaciones”, agregó Santos en un mensaje de Navidad a los colombianos, a los que convocó a continuar ayudando a los damnificados por las precipitaciones, que este año han ocasionado al menos 284 personas muertas.

“Ésta es la peor tragedia natural en la historia de nuestra república, por el número de damnificados y por la extensión de la catástrofe”, añadió el mandatario, y comparó la situación con el desastre ocasionado en Nueva Orleans, Estados Unidos, por el huracán Katrina en 2005.

Santos recordó que el jueves murieron 13 personas por un alud de tierra provocado por las lluvias, que sepultó varias viviendas en una alejada zona rural del departamento de Nariño, suroeste y fronterizo con Ecuador.

“En esta noche de Navidad nuestros sentimientos están con los familiares de estas nuevas víctimas del invierno, a quienes les expresamos nuestras más sentidas condolencias”, dijo.

Las lluvias, que afectan 28 de los 32 departamento del país, también han destruido 3.348 viviendas, dañado cientos de kilómetros de carreteras y obligado a evacuar pequeñas poblaciones, especialmente de la costa norte, la región más castigada por la ola invernal.

Además, más de 1,3 millón de hectáreas de tierras agropecuarias se encuentran anegadas, según el Ministerio de Agricultura.

El gobierno ha cifrado en al menos 5.000 millones de dólares los daños causados por las inclemencias del tiempo.

“La recuperación y la reconstrucción tomará años, y el esfuerzo debe -por ello- ser firme y continuo”, advirtió Santos.