•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, declaró que ha firmado acuerdos por su autobiografía por una valor de más de un millón de libras (1,5 millón de dólares, 1,2 millón de euros). Assange indicó al Sunday Times que este dinero le ayudará a defenderse de las acusaciones de ataque sexual lanzadas contra él por dos suecas.

"No quería escribir este libro, pero tengo que hacerlo", señaló. "Ya he gastado unas 200.000 libras en gastos legales y tengo que defenderme, además de mantener WikiLeaks a flote", puntualizó.

El australiano -cuya controvertida página web hizo públicos decenas de miles de cables internos de la diplomacia de Estados Unidos- dijo que iba a recibir 800.000 dólares de Alfred A. Knopf, su editor norteamericano, y que había llegado a un acuerdo con la británica Canongate por 325.000 libras. Con el dinero de otros mercados y los derivados del libro se espera llevar el monto total a 1,1 millones de libras, sostuvo.

Assange, que está en libertad bajo fianza en Gran Bretaña, lucha contra una orden de extradición lanzada por Suecia por abuso sexual y tiene problemas para financiar Wikileaks.

Las compañías de tarjetas de crédito Visa y MasterCard, así como la empresa de pago por Internet PayPal, bloquearon las donaciones a Wikileaks, lo que llevó a Assange a llamarlos "instrumentos de la política exterior estadounidense". El Bank of America, el mayor banco norteamericano, también ha suspendido todas las operaciones con Wikileaks.

Washington está furioso con WikiLeaks porque está dando a conocer en forma progresiva alrededor de 250.000 cables secretos del Departamento de Estado norteamericano. Estados Unidos al parecer está estudiando la manera de denunciar a Assange por esta enorme fuga.

Assange ha estado viviendo en la casa de campo de un amigo en el este de Inglaterra desde su liberación, el 16 de diciembre pasado, bajo estrictas condiciones que incluyen su presentación ante la policía todos los días y el porte de un brazalete electrónico.

Un tribunal de Londres celebrará una audiencia para estudiar la solicitud de extradición de Suecia a partir del 7 de febrero.