•  |
  •  |
  • AFP


Las dos cajas negras de un avión que se estrelló y desintegró el jueves en los Andes venezolanos, muriendo sus 46 ocupantes, fueron encontradas, dijo el director del Instituto de Aeronática Civil, Ramón Viña, este sábado.

Se trata del 'flight data recorder', que tiene "información de equipamiento electrónico de la aeronave, y el 'voice data recorder', que graba las conversaciones que tuvieron los pilotos interna y externamente", dijo Viña a periodistas en el aeropuerto de Mérida (500 km al suroeste de la Caracas).

El turbohélice ATR42 de la empresa venezolana Santa Bárbara, de fabricación franco-italiana, construido a fines de los 80, se estrelló tras despegar contra una pared rocosa de la cordillera andina, a unos 10 km del aeropuerto de Mérida y a unos 4.200 mt de altitud.

Socorristas luchan este sábado contra el clima en labores de rescate de los cuerpos calcinados de 46 personas, tres de ellos tripulantes, que murieron en el accidente del avión, que cumplía un vuelo en la ruta Mérida-Caracas.

En el lugar de la tragedia "se encuentran 36 funcionarios (entre forenses y socorristas) y hemos trasladado 180 kg de alimentos y apoyo logístico", dijo Viña.

Las operaciones para rescatar "la mayor cantidad o totalidad de los restos" de las víctimas se mantendrán durante 48 horas más, dijo a su turno el director nacional de Protección Civil, general Antonio Rivero.

"Lamentablemente las condiciones meteorológicas no nos permiten más número de operaciones aéreas", agregó, aunque sin embargo estimó que al final del sábado puedan ser trasladados los primeros restos desde la montaña a Mérida, para su identificación y "entrega progresiva a sus familiares", dijo Rivero.