•   MÉXICO / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Cinco personas murieron y dos ex policías que lideraban una banda de sicarios al servicio del capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán fueron detenidos, junto a 11 de sus hombres, tras una balacera en la ciudad de Durango, al noroeste de México, informó el miércoles la Policía.

En el enfrentamiento murieron el conductor y una pasajera de un autobús que quedó envuelto en el fuego cruzado, además de dos presuntos delincuentes y un uniformado, dijo en una conferencia Ramón Eduardo Pequeño, jefe antidrogas de la Policía Federal.

Entre los detenidos se encuentran los ex policías Jesús Manuel Moreno, alias ‘Comandante Trape’, y Ranulfo Ramírez ‘Guilligan’, considerados número uno y dos respectivamente de la banda ‘Gente Nueva’, un tenebroso escuadrón de sicarios que actúa en el norte de México al servicio de ‘El Chapo’.

Guzmán, prófugo desde 2001, es el capo más importante del narcotráfico del país, por el que México y Estados Unidos ofrecen hasta cinco millones de dólares por su captura.

La balacera, señaló Pequeño, comenzó cuando los sicarios intentaban escapar a un operativo de control de la policía federal en un barrio popular de Durango, disparando con armas de alto poder, entre ellas un fusil de francotirador Barret calibre 50.