elnuevodiario.com.ni
  •   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las Damas de Blanco, familiares de presos políticos cubanos, renovaron sus expectativas hoy, luego de que el cardenal Jaime Ortega expresara su "certeza moral" de que habrá nuevas excarcelaciones los próximos meses.

"Espero que el gobierno, aunque sea tardíamente, pero que cumpla", aseguró a la prensa Laura Pollán, líder del grupo, tras realizar su habitual marcha silenciosa dominical al frente de una treintena de mujeres que piden la libertad de sus familiares.

Tras un inédito diálogo entre el cardenal y el presidente Raúl Castro, iniciado el 19 de mayo pasado, comenzó la excarcelación de 52 presos políticos que aún permanecían en prisión de los 75 disidentes encarcelados en 2003.

Según expresó entonces la Iglesia, el proceso gradual se realizaría en tres o cuatro meses, lapso en que se liberaron 41 (40 emigraron a España con sus familiares, uno permanece libre en Cuba) y 11 restan en prisión, ya que se niegan a emigrar a España.

Iglesia confía que pronto serán liberados
Pero el sábado, monseñor Ortega aseguro en la homilía por el nuevo año que "existe la promesa clara de que todos esos prisioneros (los 11) serán puestos en libertad".

"Tengo además la certeza moral de que en los próximos meses serán puestos en libertad tanto esos prisioneros como otros de un grupo mayor de reclusos sancionados por algún tipo de hecho relacionado con posturas o acciones políticas", agregó.

"Estamos muy contentas porque van saliendo otros presos políticos" no incluidos en los 75, expresó.

Las Damas de Blanco (en referencia a su vestimenta) "vamos a continuar luchando mientras quede un solo preso político", aseguró Pollán.

El Gobierno cubano considera a los disidentes como "mercenarios" al servicio de Estados Unidos y ha acusado a las Damas de Blanco de ser "punta de lanza" de esa política.