•  |
  •  |
  • END

París /AFP

La ex rehén colombiana Consuelo González fue recibida este viernes en audiencia especial por el presidente francés Nicolás Sarkozy, acompañado de su esposa, Carla Bruni, cuando se cumplen seis años del secuestro de Ingrid Betancourt, cuya familia participó también en la reunión.

“He querido agradecer en particular al presidente Sarkozy, a su canciller (Bernard Kouchner, también presente) y a todo su gobierno y expresarle mi gratitud y reconocimiento por la gestión tan positiva y solidaria que han desarrollado en el tema del acuerdo humanitario”, señaló la ex senadora Consuelo González al salir de la reunión.

Al cabo de la reunión, que duró unos cuarenta minutos, la ex senadora colombiana y ex rehén fue acompañada hasta el hall de entrada del palacio presidencial por el mandatario francés y su esposa, que la despidieron con un beso en la mejilla.


Acuerdo humanitario
“He pedido al presidente Sarkozy y a su gobierno que sigan actuando con toda la solidaridad, como lo han hecho, para lograr el acuerdo humanitario, para que los compañeros que aún sufren esta tragedia, puedan volver junto a sus familias para disfrutar de la libertad”, precisó la ex rehén.

“Hoy hace seis años que mamá fue secuestrada y por primera vez veo la vida con esperanza”, señaló por su parte Melanie Delloye, la hija de Ingrid Betancourt, destacando que la presencia de Consuelo González representaba toda esta esperanza.

Este mismo día y antes del encuentro con el mandatario francés, Consuelo Perdomo, junto a Lorenzo y Melanie, los hijos de Ingrid Betancourt protagonizaron una cadena humana de la “esperanza” en torno a la municipalidad de la capital francesa.