•   SANTIAGO / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Un fuerte sismo de 6.9 grados en la escala de Rich-ter sacudió la tarde de ayer domingo el sur de Chile, sin dejar daños ni víctimas, pero ocasionando escenas de pánico y cortes parciales de luz y de telefonía, según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

La Onemi calificó al sismo como de “mediana intensidad”, y dijo que afectó las regiones Bíobío, Maule y O’Higgins, en el sur chileno, el mismo lugar azotado por un potente terremoto de 8.8 grados el 27 de febrero del año pasado, que dejó un saldo de más de 500 muertos y 56 desaparecidos.

El Instituto Geofísico de Estados Unidos indicó que el sismo ocurrió a las 20H20 GMT. El Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, en tanto, señaló que el movimiento tuvo una magnitud de 6.9 grados en la escala de Richter, y situó su epicentro a 147 km al oeste de la localidad de Tirúa, cercana a la ciudad de Temuco, a unos 900 km al sur de Santiago.

Cerca de 90 minutos transcurridos después del sismo, el director de la Onemi, Vicente Núñez, señaló a periodistas que “no hay afectación a personas, no hay afectación a bienes”.

El sismo ocasionó, sí, cortes parciales de electricidad y el colapso de las líneas telefónicas, además, la autoevacuación de miles de personas de las zonas aledañas.

“Hemos tenido saturación de las líneas telefónicas, cortes parciales de luz y la autoevacuación preventiva de la población”, señaló Núñez.