elnuevodiario.com.ni
  •   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La archidiócesis de Milwaukee (medio-oeste) se declaró en bancarrota para poder pagar las enormes obligaciones financieras que debe afrontar por un escándalo de pedofilia.

La ley de protección de quiebras permitirá a la iglesia, donde un sacerdote ha sido acusado de abusar de cientos de niños sordos entre las décadas de 1950 y 1970, a cumplir con sus "obligaciones de forma justa y equitativa" con las víctimas de los clérigos abusivos y con los feligreses, dijo el arzobispo Jerome Listecki.

La archidiócesis podrá "utilizar sus fondos para compensar a las víctimas de las denuncias no resueltas en un proceso único supervisado por una corte, garantizando que todas sean tratadas de forma equitativa", Listecki.

El sacerdote Lawrence Murphy abusó presuntamente de hasta 200 niños en una escuela para sordos de Milwaukee durante dos décadas y media.

El diario The New York Times publicó el pasado mes de marzo una serie de documentos que demostraban la pasividad del actual Papa, el entonces guardián de la doctrina de la fe Joseph Ratzinger, pese a los avisos de los obispos estadounidenses. Murphy murió en 1998, sin haber sido expulsado de la iglesia.