•   GUATEMALA / ACAN-EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La Fiscalía de Guatemala aseguró ayer que ha identificado a los autores intelectuales del ataque con una bomba incendiaria en contra de un autobús de transporte público, que el lunes cobró la vida de siete personas en un sector del oeste de la capital.

El jefe de la Fiscalía contra el Crimen Organizado, Rony López dijo a Radio Emisoras Unidas, que los responsables de ordenar, planificar y dirigir el ataque habrían sido los jefes de una célula de la Mara 18, identificados como Gustavo Pirir y Eulogio Escobar.

Ambos pandilleros, que ayer fueron trasladados a la prisión de máxima seguridad Fraijanes II, en la periferia este de la capital, según el Fiscal, dirigieron el ataque en contra del autobús desde la cárcel preventiva en la que se encontraban recluidos.

López aseguró que Pirir y Escobar son los jefes de la facción de la Mara 18 conocida como “Little Sayco Criminal”, la cual es responsable de extorsiones que son víctimas las empresas de transporte público en las zonas del oeste de la capital guatemalteca.

“Gustavo Pirir manejaba y dirigía desde la cárcel todas las operaciones (de ese grupo criminal), no sólo las extorsiones sino también coordinaba los ataques” en contra de las unidades de transporte, precisó el Fiscal.

Aseguró que Pirir mantiene relación sentimental con Sonia Véliz, alias “La Paquetona”, la mujer de 20 años de edad que fue capturada ayer como principal sospechosa de haber colocado la bomba dentro de la unidad de transporte.

El Fiscal también aseguró que otro pandillero integrante de la misma organización, identificado como Carlos Rodríguez, quien también se encuentra detenido, fue el responsable de hacer explotar el artefacto desde la prisión por medio de un teléfono celular.

Según López, este pandillero que también fue trasladado ayer a una prisión de máxima seguridad, “se comunicaba con otras personas en el exterior (desde la cárcel) para fabricar los artefactos (explosivos) que hace explotar desde la cárcel con una llamada”.

Un transportista implicado

Por otra parte, el jefe de la Fiscalía contra el Crimen Organizado, también informó sobre la captura de uno de los socios de los Transportes Quetzal, empresa a la que pertenecía la unidad siniestrada, por su participación “indirecta” en el ataque.

El detenido, identificado como Edwin Avendaño, según López, sería el responsable de “cobrar” a los empresarios las extorsiones exigidas por los pandilleros, y luego depositar el dinero de las mismas en diferentes cuentas bancarias.

“Esta persona se encargaba de recolectar el dinero pero se quedó con parte de las extorsiones; no entregó el dinero a sus destinatarios” y ese habría sido el móvil del ataque, señaló López.

Avendaño, agregó el Fiscal, “se apoderó de una parte del dinero a escondidas de los mareros (pandilleros)” con los cuales “colaboraba” para extorsionar a los empresarios.

El Fiscal aseguró que aún están pendientes varias capturas relacionadas con este caso, y que todas las pruebas obtenidas para identificar a los supuestos implicados serán puestas a disposición de los tribunales.

La explosión de la bomba dentro de la unidad de transporte que cubría la ruta entre el municipio de San Juan Sacatepéquez en la periferia noroeste de la capital, y el centro de la ciudad, causó la muerte a siete personas, entre ellas dos niños, y resultaron heridos más de doce pasajeros.