•   Tomado de La Prensa de Honduras  |
  •  |
  •  |

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez confirmó ayer que presenta una denuncia ante la Fiscalía por el delito de difamación contra personas que han asegurado que él recibe 100 mil lempiras mensuales del gobierno.

El líder religioso explicó que el 31 de diciembre de 2001 se emitió un cheque a nombre de la diócesis de Tegucigalpa y no a favor suyo. “Dicen que yo recibía 100 mil lempiras mensuales; ésa es una difamación, es completamente falso y por eso presenté la denuncia ante la Fiscalía y no me han dado el fallo, pero las pruebas están allí”, asegura.

“El Banco Central establece que nunca hubo un cheque a mi nombre y eso lo presenté en la Fiscalía, por lo que todo esto es una calumnia. Deberían informarse mejor y no seguir difamando porque esto es un delito”, recalca el prelado.

Considera que si fuera responsable, estaría en los tribunales de justicia, pero no tiene nada que ocultar y no ha recibido dinero.

Los demandados
La querella presentada ante el Ministerio Público está con nombre y apellido, pues considera que hicieron una denuncia falsa. Comentó que las personas querelladas no son periodistas, sino aquellos que hicieron la acusación falsa y son responsables ante la ley de haber acusado y difamado a una persona que no ha cometido ningún delito, por lo que en el momento oportuno se darán a conocer los nombres públicamente.

“Son hondureños que firmaron y lo difundieron por Internet y espero que se haga justicia porque lo que hicieron es un crimen”, reiteró. “En las calles muchos me acusan de golpista. Incluso en un medio de comunicación todos los días me están diciendo eso y es querer destruir a una persona porque yo no soy golpista, nunca lo he sido ni lo fui”, manifesta.

Ricardo Álvarez, alcalde de Tegucigalpa, califica a quienes difaman y amenazan al Cardenal como “cobardes”. “Me parece que, más allá de eso, hay grupos interna y externamente de nuestro país encargados de desprestigiar y dañar la imagen del cardenal. Por eso reprochamos esa acción y damos muestras de respaldo y lo digo como presidente del Partido Nacional y como alcalde de esta ciudad. Es un respaldo incondicional al cardenal Rodríguez por todo lo bueno que hace por el pueblo hondureño”, recalca Álvarez.