•   ROMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía italiana denunció el viernes la proliferación de la pornografía infantil en internet a través de los "spams" o "correos basura", mensajes indeseados o de publicidad, que utilizan direcciones electrónicas de páginas web legales.

"Los portales afectadas no sabían siquiera lo que estaba pasando. Se trataba de pequeños portales de internet", declaró Elvira D'Amato, miembro de la policía postal y de comunicaciones italiana.

D'Amato inició una investigación que permitió descubrir cerca de 100 portales contaminados en Italia y cerca de otros 1.000 en 30 países diferentes.

La investigación, actualmente coordinada por la Oficina Europea de Policía (Europol), comenzó en 2009 cuando una abuela italiana, que quería hacer compras en internet, fue dirigida a un portal de pornografía infantil cuando al querer entrar en una página que parecía legal.

En Italia, unas 20 personas que se conectaron a páginas de pornografía infantil y que pagaron para descargar imágenes fueron denunciadas ante la justicia, según D'Amato.

La técnica de los criminales consistía en piratear los sitios comerciales legales de pequeñas empresas con poca protección informática.

Los criminales utilizaban virus que desvían a los internautas hacia sitios de pornografía infantil cuando abren enlaces contenidos en sus correos indeseados y que parecen publicidad de pequeñas empresas legales.

Los sitios que fueron más afectados en Italia fueron los de hoteles y gimnasios. "El grupo criminal que está detrás de esta operación parece ser originario de Europa del Este pero continuamos investigando y siguiendo el rastro del dinero", concluyó D'Amato.