•   NUEVA YORK / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Una nueva tormenta de nieve llegó a Nueva York ayer viernes, y el alcalde Michael Bloomberg prometió actuar mejor que en los días siguientes a la Navidad, cuando la ciudad se vio paralizada.

La alerta lanzada por las autoridades municipales permanecerá hasta hoy por la noche, pero las precipitaciones esperadas no deberían superar los 20 centímetros, contra más de medio metro que cayó entre el 26 y el 28 de diciembre.

Bloomberg, quien recibió fuertes críticas y reconoció que sus servicios habían sido fallidos los días posteriores a la Navidad, y anunció el jueves en conferencia de prensa nuevas medidas.

Las ambulancias que habían tenido retrasos por varias horas a fines de diciembre, estarán equipadas con cadenas para la nieve.

Inspectores con cámaras de video recorrerán los cinco distritos de la ciudad para que la situación pueda ser seguida en tiempo real. También se instalarán GPS al borde de los quitanieves.