•   GUATEMALA / ACAN-EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Las fuerzas de seguridad de Guatemala capturaron a un sospechoso de haber fabricado la bomba incendiaria lanzada el tres de enero contra un autobús de pasajeros, mientras ayer murió la novena víctima del ataque, informaron fuentes oficiales.

La captura, según la fiscal general de Guatemala, Claudia Paz, se realizó la noche del pasado lunes en la aldea Santo Domingo Los Ocotes, dentro del municipio de San Antonio La Paz, en el departamento oriental de El Progreso.

El sospechoso de haber fabricado el artefacto incendiario, identificado como Danilo Pérez Rodríguez, de 28 años, fue trasladado al Centro Preventivo para Hombres de la Zona 18, en el norte de la capital, acusado de fabricación ilegal de armas de fuego y venta de explosivos, dijo Paz.

En el lugar de la detención, las autoridades encontraron el interruptor utilizado para la fabricación de la bomba incendiaria, según el ministro guatemalteco del Interior, Carlos Menocal.

La Policía también informó de que además de Pérez, las fuerzas de seguridad capturaron ayer a Gonzalo Osorio, de 40 años, empresario de los transportes de las Rutas Quetzal, acusado de estar implicado en las extorsiones de los pandilleros a esa compañía.

Cuatro detenidos

La detención de Pérez y Osorio se suma a la del Edwin Avendaño, uno de los socios de las Rutas Quetzal y a la de Doménica Carrera Hernández, alias “La Paquetona”, sospechosa de haber dejado el artefacto que el tres de enero causó el incendio en el autobús.

Osorio y Avendaño, de acuerdo con las autoridades, supuestamente se apoderaron de parte del dinero de las extorsiones que exigen los pandilleros a esa empresa de transporte de pasajeros.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, en su tradicional programa radial “despacho presidencial”, felicitó ayer a las autoridades por la captura del sospechoso de elaborar la bomba.

Paralelamente, ayer se informó de la muerte de la novena víctima de este ataque en la sala de cuidados intensivos de un hospital público de la capital.

Se trata de Lázaro Donis, de 52 años, quien según los médicos del hospital Roosvelt murió como consecuencia de un paro cardio-respiratorio, debido a las quemaduras de segundo grado que presentaba en más del 50 por ciento de su cuerpo.

El incendio provocado por el artefacto en el autobús había causado ya la muerte de seis personas dentro del vehículo y de otras dos en un hospital al que fueron trasladadas con graves quemaduras.

El ataque al autobús de pasajeros ha sido atribuido por las autoridades a una banda de la Mara 18 conocida como “Little Sayco Criminal”.