•   Punta del Este  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, defendió en Uruguay la importancia del "periodismo libre" y elogió el papel de la prensa latinoamericana en la disminución de "los horrores del pasado autoritario".

El escritor, de 74 años, llegó el lunes a Uruguay acompañado de su esposa Patricia Llosa y uno de sus hijos para participar el jueves como orador en un encuentro privado del grupo financiero suizo Julius Baer, en el exclusivo balneario Punta del Este, 140 km al este de Montevideo.

Luego de esta conferencia -rodeada de un fuerte dispositivo de seguridad- Vargas Llosa recibió el Premio José Enrique Rodó 2011, entregado por el Círculo de la Prensa del Uruguay, y fue declarado Visitante Ilustre del Municipio de Punta del Este, en dos breves ceremonias a las que pudo acceder la prensa.

"Soy consciente de la importancia fundamental que tiene un periodismo libre, para que una sociedad sea libre, para que se denuncien los errores y los horrores que a veces forman parte de la experiencia social y de la labor heroica, arriesgada, muchas veces trágica que han cumplido tantos periodistas latinoamericanos en nuestra época, víctimas de la censura, de la represión, del narcotráfico, del crimen", dijo el escritor, que recordó sus primeros pasos en el periodismo, a los 16 años, en el diario La Crónica de Lima.

Vargas Llosa elogió la labor que han cumplido los periodistas "para que hoy día en América latina los horrores del pasado autoritario hayan ido disminuyendo y la cultura democrática haya ido echando raíces en tantos países latinoamericanos".

En un breve intercambio con la prensa, el escritor y ex candidato presidencial de Perú en 1990 -cuando perdió contra Alberto Fujimori- indicó que ve con "optimismo" el proceso político uruguayo y con "cierta preocupación" el argentino.

"Izquierda ha aprendido"
Según Vargas Llosa, la llegada de la izquierda al poder en Uruguay en 2005 -que se mantuvo en el gobierno en las elecciones de 2009- "no ha modificado en lo fundamental lo que es la democracia uruguaya, la vigencia de las instituciones civiles".

"Es una izquierda moderada, una izquierda pragmática que me parece que ha aprendido las lecciones de la realidad y está aplicando una política económica que tiene muy buenos resultados para Uruguay", opinó.

El miércoles, el autor se reunió en Punta del Este con los ex presidentes Jorge Batlle, Julio María Sanguinetti (ambos del Partido Colorado, derecha) y Luis Alberto Lacalle (Partido Nacional, derecha).

En cambio, indicó que ve el gobierno de Argentina "con cierta preocupación". "Creo que Argentina todavía no consigue fortalecer sus instituciones como lo han hecho otros países latinoamericanos, como lo han hecho Brasil, Uruguay, Chile. Pero esperemos que ese ejemplo cunda y que también llegue a la Argentina", sostuvo.

El prolífico escritor -con obras como "Los jefes", "Conversación en la Catedral", "La guerra del fin del mundo", "Los cuadernos de Don Rigoberto" o "La fiesta del chivo"- aseguró que pese a su apretada agenda por la sucesión de homenajes a los que asiste desde que ganó el Nobel, escribir sigue siendo lo primordial en su vida.

"Tengo mucho tiempo para escribir, mis horas de trabajo las defiendo con uñas y dientes porque es lo que organiza mi vida, lo que le da un orden. Mi trabajo sigue o primero", destacó.

Como muestra de su pasión por los libros, el martes Vargas Llosa visitó una tradicional librería del casco antiguo de Montevideo, a la que suele acudir cada vez que viene al país, donde se hizo con un ejemplar de "La metamorfosis" de 1938, traducido por el escritor argentino Jorge Luis Borges.

El escritor viajará de regreso a Lima el sábado.