•   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los lisiados de la guerra civil salvadoreña marcharon hoy por el centro de la capital y exigieron una reforma legal que les garantice la cobertura de salud, la homologación de sus pensiones con el salario mínimo urbano y admitir a los padres de combatientes fallecidos al sistema de pensiones.

La representante de la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador "Héroes de noviembre del 89" (Alges), Olga Serrano, explicó que solicitaron al Parlamento incorporar tres artículos a la Ley de Beneficio para la Protección de Lisiados y Discapacitados a consecuencia del Conflicto Armado.

En la marcha organizada por Alges y el Comité de la tercera edad y huérfanos víctimas de la guerra (Comiteh) participaron varias decenas de personas con pancartas, globos y consignas exigiendo a los parlamentarios y al presidente salvadoreño, Mauricio Funes, la reivindicación de los derechos de los ex combatientes.

Diputados los reciben
Un grupo de diputados del partido de gobierno, Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), esperó a estas agrupaciones en la sede del Congreso y recibió el documento con la propuesta de reforma a la ley de beneficio.

"Confiamos y esperamos que nuestras peticiones sean atendidas y que el presidente Funes reconozca a los lisiados y a sus familiares y salde las deudas pendientes con nosotros", aseguró Serrano.

El pasado 8 de enero otro grupo de lisiados del conflicto armado (1980-1992) abandonó la catedral de San Salvador, después de 20 días de ocupación para exigir aumento en su pensión y la incorporación al sistema de pensiones de padres de ex combatientes y anunció el comienzo del diálogo con el gobierno.

Según los organismos humanitarios, la guerra civil salvadoreña causó 75 mil muertos, 8 mil desaparecidos y dejó 12 mil lisiados, entre los que se encuentran ex guerrilleros, ex integrantes del Ejército y civiles.