•  |
  •  |
  • AFP

La Casa Blanca minimizó este lunes el alcance de la designación de Raúl Castro en la presidencia de Cuba y reafirmó el rechazo del presidente George W. Bush a levantar el embargo que Washington aplica a la isla de gobierno comunista.

"La única cosa que ha cambiado ayer es que emergió un nuevo líder pero no hay indicios de que se vaya a permitir al pueblo de Cuba buscar un futuro próspero y libre", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca Dana Perino.

"Lo que nosotros esperamos es que ellos sean capaces de iniciar un camino democrático. Continuaremos apoyando sus aspiraciones por una vida mejor pero la posición del presidente (George W. Bush) sobre el embargo no ha cambiado", añadió.