•   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuba eliminó el canal estadounidense CNN en español de su servicio de televisión por cable, que se comercializa en hoteles, oficinas y empresas extranjeras, y en centros turísticos de todo el país, informó un encargado comercial de la empresa estatal Telecable.

"Por política de la empresa se decidió no transmitir más la CNN en televisión por cable. Todo el que tenga contratado este servicio en el país ya la CNN se le retiró", afirmó la fuente sin mayores detalles.

La empresa, única que da el servicio, dejó de transmitir CNN en español el 6 de enero y muchos clientes pensaron que se trataba de un problema técnico, pero Telecable confirmó que es "una decisión".

"Estamos haciendo lo posible por confirmar las razones por las que la señal ha sido eliminada" del "paquete de televisión de paga ofrecido a hoteles y oficinas extranjeras en Cuba" y "esperamos resolver esta situación lo antes posible", señaló el Departamento de Relaciones Públicas de CNN, en Atlanta, en un comunicado.

CNN sólo por telecable con un costo de 1.500 dólares
El canal ahora solo puede ser captado, explicó Telecable, por "receptores por vía satelital", un servicio que cuesta unos 1.500 dólares al año, tres veces más que la televisión por cable, y el cual la empresa suministra a un reducido grupo de clientes, básicamente extranjeros, incluidas embajadas.

Telecable mantiene en su servicio CNN International, en inglés, y transmite en el canal que antes usaba la cadena en español el HLN, otro canal de Turner Broadcasting.

CNN abrió una oficina en Cuba en 1997, con un corresponsal que ha realizado desde entonces reportajes para los servicios en inglés y español.

En los últimos meses, los medios cubanos, todos estatales, criticaron que CNN en español se presta desde su sede en Atlanta a una campaña mediática contra Cuba. Comentaristas señalan que el canal está bajo creciente influencia de la derecha del exilio anticastrista en Miami.

En 1990, TeleMartí, financiada por Washington al igual que la emisora Radio Martí, comenzó a transmitir para Cuba, pero desde un inicio las autoridades cubanas lograron interferirla.

Algunos cubanos se las ingenian para tener equipos satelitales clandestinos, pero generalmente sintonizan otras televisoras hispanas que transmiten telenovelas y programas de espectáculos.