•   MÉXICO  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

La policía capturó a uno de los fundadores y presunto jefe regional del cártel narcotraficante Los Zetas en el sur de México, que estaría involucrado en el tráfico y secuestro de inmigrantes, informó este martes la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Flavio Méndez, apodado 'El Amarillo', es "uno de los fundadores" y "el encargado de la zona sur del país" para Los Zetas, informó Ramón Pequeño, jefe de la división antidrogas de la Policía Federal, en la presentación a la prensa del detenido.

El gobierno mexicano, que mantiene desde 2006 una ofensiva militar contra el narcotráfico, incluyó en 2009 a 'El Amarillo' en una lista de los 37 traficantes más buscados y ofreció 15 millones de pesos (1,2 millones de dólares) por su detención.

Méndez, de 35 años, formó parte de un grupo de militares de élite del Ejército mexicano que en los años 90 desertó para crear la organización delictiva Los Zetas, confirmó un vocero de la SSP.

El detenido fue capturado en un operativo policial en Villa de Etla, a unos 17 km de la ciudad de Oaxaca, y será acusado de tráfico de drogas y delincuencia organizada.

Méndez coordinaba actualmente el tráfico de droga e indocumentados de Centro y Suramérica desde el sur del país, señaló Pequeño.

"Seguramente está involucrado" en los recientes secuestros de inmigrantes centroamericanos en el estado de Oaxaca (sur), en los que al menos 30 indocumentados habrían sido raptados, adelantó el jefe policial.

A Los Zetas también se les atribuye la matanza de 72 inmigrantes de Centro y Suramérica perpetrada el pasado agosto en el noreste de México.

Después de abandonar en 1993 el cuerpo militar de élite denominado Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, Méndez fue en 1998 escolta personal del entonces líder del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas Guillén, actualmente encarcelado en Estados Unidos, explicó Pequeño.

En 2008 "fue enviado a Guatemala para enfrentarse a bandas rivales locales del narcotráfico para expandir las operaciones" de Los Zetas, añadió.

Los Zetas, una de las seis principales organizaciones narcotraficantes de México, rompió hace más de un año su alianza con el Cártel del Golfo con el que mantiene una cruenta pugna por el control de varios estados del norte y noreste del país, según el gobierno.

Los homicidios relacionados con el crimen organizado en México ascendieron el año pasado a 15.273, la cifra más alta desde que en diciembre de 2006 el gobierno lanzó una ofensiva militar contra el narcotráfico que cuenta con unos 50.000 soldados en las calles.